la_ibense-bornay_17
la_ibense-bornay_17

La histórica compañía heladera, con sede en el PTA de Jerez y que estaba en concurso de acreedores, es adquirida por un nuevo grupo inversor que reducirá su deuda de 20 a 4 millones de euros. La familia Bornay sale del accionariado, pero seguirá ejerciendo en los puestos de dirección. De momento, los nuevos socios ya han contratado a 40 personas, y esperan que la planta pueda rozar los 100 trabajadores a finales de 2015. 

Después de una época convulsa tras entrar en concurso de acreedores, la histórica empresa heladera La Ibense Bornay, con 123 años de historia, mira al horizonte con optimismo renovado tras ser adquirida por un nuevo grupo inversor, Sainberg La Ibense SL, que ha adquirido el cien por cien del accionariado y que ha llegado a un acuerdo con la administración concursal y el juez para reducir la deuda que mantenía de 20 millones de euros a 4.

La entidad compradora, integrada por los socios Pedro Sainz de Baranda, Javier Pérez de Leza y Jaime Bergel, ha invertido 3,5 millones por la compra de los activos más otros dos millones de inyección de recurso circulante para relanzar la compañía. 

De momento se ha contratado a 40 personas, fundamentalmente de la provincia de Cádiz, que se suman a las 30 que ya había trabajando en las instalaciones del Parque Tecnológico Agroalimentario de Jerez. Así y todo, la idea de los nuevos accionistas es rozar los 100 trabajadores a finales de este año para estabilizar la producción y alcanzar los 5 millones de facturación al finalizar 2015 y llegar a 15 millones en tres años. Hay que señalar que ya el año pasado, aún estando en proceso concursal, La Ibense facturó tres millones de euros.

“Esta compañía tiene mucho futuro, primero porque es una marca muy conocida y segundo porque es sinónimo de calidad y de innovación”, señaló uno de los socios, Pedro Sainz, durante la presentación del nuevo grupo inversor, que de otro lado mantiene en los puestos de dirección a la tercera generación de la familia Bornay. “Nosotros vamos a contar con todos aunque ya no formen parte del accionariado, porque para nosotros es un factor clave el que sigan con nosotros y que nos ayuden a darle continuidad a La Ibense”, afirmó al respecto Javier Pérez de Leza, delegado de la compañía.

Pedro Sainz también recordó que “en España, el 95 por ciento de las empresa que entran en concurso de acreedores acaban en proceso de liquidación, y sin embargo esta compañía consiguió salir adelante. Los nuevos accionistas queremos darle en primer lugar las gracias a los empleados, porque han hecho un esfuerzo ingente en todo este proceso, después a clientes y proveedores, porque sin ellos no hubiéramos podido salir adelante, y por último al administrador concursal, que nos ha ayudado a sacar esta oferta encima de la mesa”.

“Innovación y calidad”, las señas de La Ibense

Asentada sobre una parcela de 21.000 metros, la planta, de 8.500 metros cuadrados, tiene una capacidad de producir superior a los 20 millones de litros de helado, de los cuales hasta ahora sólo se ha aprovechado una pequeña parte, por lo que los nuevos propietarios consideran que “la capacidad de expansión es notable”.

De todas maneras, “el rol de la compañía no es el de la producción a volumen, sino de la producción de calidad”, explica Pérez de Leza, y en ese sentido la innovación tiene mucho que decir. De hecho, otro de los objetivos que se han marcado como gestores es que al menos el 20% de la producción de la compañía sea producto nuevo.Además, se quieren crear hasta 15 heladerías nuevas con el sello de La Ibense en Andalucía y fundamentalmente en la provincia de Cádiz, lo que supondría unos “40 o 45 puestos de trabajo”.

En cuanto a la exportación, otro de los pilares sobre los que se sustenta el plan de expansión de la compañía, señalan los nuevos propietarios que se quiere seguir potenciando la presencia de los productos de La Ibense sobre todo en Europa, Oriente Medio y Estados Unidos, donde ven un “potencial de expansión enorme”. “Esta familia desde hace mucho tiempo ha cogido un maletín y se han ido a viajar. Así empezó Carlos padre y así siguió la familia, y nosotros queremos seguir en esta dirección”, afirma Javier Pérez.

España, de los países menos consumidores de helados

A pesar de la buena y alta climatología que goza casi toda España, nuestro país está en el furgón de cola en cuanto a consumo de helado por persona al año se refiere. Así, mientras que la media en Europa es de 12 litros por persona y año, en España es de 6,5 litros, concentrándose su consumo, en un 85%, entre junio, julio, agosto y diciembre.

En cuanto a facturación, en España se venden 1000 millones de euros en helados al año, lo que suponen aproximadamente 300 millones de litros.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído