Descubre este negocio con aire antiguo y productos 'eco' y gourmet.

En la avenida del Amontillado, en plena barriada de Icovesa, se encuentra Granolé, un establecimiento tradicional en el que se pueden encontrar legumbres, arroces o especias para comprarlos al peso o a granel con la idea de no derrochar la comida y comprar justo lo necesario. David Nolé es el gerente de este negocio que abrió sus puertas durante el último trimestre del pasado año y cada vez son más las personas que se acercan para llevarse la ración de la semana y gastar solo lo justo y necesario en la base de sus guisos y potajes. “Abrí el negocio con la idea de que cualquier persona pueda adquirir desde legumbres hasta especias tan complicadas de encontrar en otros sitios como la cúrcuma. Muchas veces se compran paquetes con demasiada cantidad y se termina derrochando. Los productos de esta tienda se venden al peso, la gente puede venir con sus envases y pueden llevárselos a casa. Nos dejan incluso sus propias recetas para cocinar, me gusta interactuar con el cliente”.

Cúrcuma, lecitina de soja, fruta deshidratada, tés, cervezas artesanas o frutos secos, en Granolé hay una amplia variedad de productos para satisfacer todo tipo de apetitos y curiosidades. “No solamente ofrecemos productos que son difíciles de encontrar sino también otros de temporada como pueden ser, en temporada, la nuez de la sierra de Ronda, miel del pinsapar o incluso harinas artesanas de molino de piedra”.

El auge de este tipo de establecimientos especializados o gourmet va a más. Y en Granolé lo saben. “También tenemos productos ecológicos, pero lo que aquí puede encontrar el ciudadano son productos cien por cien naturales. Llegan solteros o familias para comprar lo que necesitan e incluso hasta personas de fuera del barrio”. Su afición a las especias fue uno de los motivos por los que David Nolé se atrevió a dar el paso para abrir este establecimiento. “Yo me dedicaba a otras labores con anterioridad hasta que llegó la crisis. Siempre he sentido mucha afición por este tipo de alimentos como el grano, la legumbre y las especias. He querido abrir este negocio recordando aquellos comercios antiguos que había en la ciudad, pero con un toque moderno”.

En Granolé de momento no se han realizado demasiados eventos para el público, aunque se llevó a cabo una degustación de diferentes tés que funcionó "bastante bien", por lo que su dueño no descarta programar nuevas actividades en el local. “Estamos intentando preparar más actividades con el tiempo. Tenemos la puerta abierta para todos los productores que quieran ofrecer sus productos porque en ocasiones hay muchos que no se dan a conocer lo suficiente. Aquí tienen su casa”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído