Un lote de Navidad de Eurolotes.
Un lote de Navidad de Eurolotes.

Debido a la pandemia del Covid-19, hemos vivido un cierre provisional inesperado de nuestras tiendas, cafeterías y restaurantes preferidos. Esto ha marcado un cambio en nuestra forma de consumo. Al mismo tiempo, estuvimos imposibilitados de ver y abrazar a nuestros seres queridos. Por eso, muchas personas han buscado diferentes formas de, por ejemplo, hacer un regalo o enviar un detalle que animase a amigos y familiares. Una buena opción son las cestas personalizadas. En este momento, los alimentos y bebidas son una manera especial de alegrar a las personas que más queremos.

Como respuesta a este momento sin precedentes que estamos viviendo, los hábitos de consumo de nuestra sociedad están cambiando. Antes de la crisis del Covid-19, comprábamos compulsivamente y de forma frenética. Esto cambió de la noche a la mañana al decretarse el confinamiento.

La cuarentena hizo que el consumo en muchos países se ralentizara. Esto se debe a dos motivos principales. Primero, el confinamiento ha provocado el cierre provisional de muchas tiendas, bares, restaurantes y lugares de ocio. Segundo, como muchas empresas cesaron sus actividades de forma temporal, la mayoría de los trabajadores sufrieron una suspensión de sus contratos laborales, disminuyendo así su poder adquisitivo.

Aunque se redujo la compra de productos no esenciales, los alimentos y bebidas siguieron llenando los carritos de la compra de los consumidores. Esto se debe, sobre todo, a que pasamos más tiempo en casa y picamos más entre horas. También se debe a la imposibilidad de ir a bares y restaurantes como hacíamos antes de la pandemia, lo que obligó a muchas familias a cocinar más a menudo.

Ante la prohibición de ir de tiendas, las cestas de comida fueron elegidas en muchas ocasiones como regalo de cumpleaños, Día de la Madre y Pascua. Constituyen el regalo perfecto en esta situación porque la comida es algo imprescindible.

Los lotes de comida no son ideales solo en fechas especiales, sino que se pueden regalar en cualquier momento. Son una excelente forma de dar ánimos y fuerzas a nuestros seres queridos en estos momentos tan difíciles. Como no podemos ver ni abrazar a nuestros familiares y amigos, mostramos cariño regalando un vino, quesos o embutidos.

Además, es posible hacer cestas a medida, con los productos preferidos de quienes vayan a recibirla. Así, también podrás personalizar el lote con las opciones que mejor se ajustan a tu presupuesto.

Finalmente, otro de los factores más valorados por los consumidores al elegir cestas para regalar es la posibilidad de entrega a domicilio. Los usuarios están dando preferencia a empresas que realizan este servicio, porque constituye una forma más segura de hacer una compra y enviar un regalo durante la pandemia.

La pregunta que se hace todo el mundo ahora mismo es si volveremos a nuestros antiguos hábitos de consumo cuando acabe la pandemia o si, por el contrario, el Covid-19 marcará un antes y un después en nuestra forma de comprar. Solo tendremos la respuesta a esta pregunta cuando nuestras actividades diarias retomen la normalidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído