Aunque ahora los precios de la energía parece que se están moderando, lo cierto es que distan bastante de los que había hace unos años, y esto es algo que están sufriendo mucho los negocios.

Además, hay cierta presión a la hora de conseguir la Eficiencia energética empresas y, de hecho, es algo que tanto las administraciones como los clientes solicitan cada vez más, ya que es una medida que se enmarca en la conocida Agenda 2030.

¿Qué pueden hacer las empresas para ser más eficientes?

Ahora mismo, el Autoconsumo solar es la mejor manera de ser eficientes que tienen las empresas, puesto que esto les permite generar una buena parte de la energía que consumen, rebajando así su factura de la luz.

Esto es muy rentable para todos aquellos negocios que poseen grandes tejados, como ocurre con los almacenes, las naves industriales o las fábricas, que pueden tener cientos de metros cuadrados en los que colocar paneles fotovoltaicos.

Hay soluciones para que la instalación de placas sea muy económica

Pese a que el coste de las placas solares ha bajado bastante, lo cierto es que su instalación (en especial, en potencias altas) tiene un precio que es posible que algunas empresas no puedan asumir.

Por eso, nacen tarifas como Autoconsumo solar de Novaluz, en la que se encargan de colocar las placas, de hacer el papeleo e incluso pueden financiar la operación, además de comprar los excedentes que produzcan.

De este modo, los paneles se amortizan solos, mes a mes, por lo que los negocios obtienen muchas ventajas a la hora de instalarlos. Pueden tener una instalación fotovoltaica financiada si así lo desean, que casi podrán pagar con el ahorro obtenido en la factura de la luz.

Pasados unos años, y una vez pagadas las placas, tendrán beneficios enormes, ya que en muchos casos la factura energética de la empresa se va a reducir hasta en un 50 %.

También se pueden llevar a cabo otra serie de medidas

A la hora de hablar de eficiencia, no solo hay que centrarse en generar la energía que se necesita, o al menos una parte de ella, sino que también hay que hacer todo lo posible por rebajar el consumo, tanto el directo como el indirecto.

Así, la suma de pequeños gestos como gastar menos papel usando las comunicaciones electrónicas, reutilizar el papel e imprimir lo imprescindible, apagar los ordenadores cuando no se usan, bajar un grado la calefacción, etc., hacen mucho para conseguir ser lo más eficientes posible.

No hay que olvidar otras medidas, como cambiar las luces por otras que gasten menos, como los leds, o aprovechar los paneles con el fin de ir cambiando la flota de coches, pasándola poco a poco a vehículos eléctricos que se cargan con la luz del sol.

Existen muchas medidas que se pueden implementar con el fin de gastar menos energía en las empresas, comenzando por la instalación de placas solares. Después, es importante mentalizar a los empleados, explicándoles que con pequeños gestos se puede ahorrar mucho a final de año.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído