El nuevo aspecto de la muralla de la Macarena tras la culminación de su restauración

Los trabajos han sacado a luz aspectos reveladores del estado anterior del almenado de la puerta medieval o elementos decorativos del siglo XVIII como policromías y esgrafiados en tonos ocre, rojo, almagro y negro

Detalle de la muralla de la Macarena.
Detalle de la muralla de la Macarena. Ayuntamiento de Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha culminado los trabajos de restauración del muro interior de la Muralla de la Macarena tras ejecutar una inversión de 738.438 euros, cofinanciada al 43,24 por ciento por parte del Gobierno central a través del Programa 1,5 % Cultural.

Se trata de la primera de las cinco fases de las obras de intervención patrimonial y puesta en valor del conjunto del monumento, mientras que la segunda, en concreto la que atañe al Arco de la Macarena, se encuentra ya al 70 % y la previsión es que termine en torno al mes de abril. El presupuesto completo alcanzará los 3 millones de euros.

La primera fase culminada de las cuatro intervenciones estrictamente sobre el patrimonio en las que se ha dividido la restauración completa del monumento abarca medio kilómetro de muralla intramuros (560 metros), desde el Arco de la Macarena hasta la Puerta de Córdoba, se ha ejecutado a lo largo del último año.

A lo largo de estos doce meses, se han realizado trabajos de consolidación y se han aplicado tratamientos epidérmicos necesarios para la recuperación y puesta a punto de este Bien de Interés Cultural (BIC), en una actuación que ha estado marcada por el absoluto respeto de los valores de este elemento de indudable valor patrimonial y cultural y a partir de las conclusiones derivadas de los estudios previos para diagnosticar sus principales daños y patologías.

Se han tenido en cuenta, asimismo, los resultados obtenidos de los análisis arqueológicos, en los que se han empleado técnicas para generar modelos tridimensionales. De esta forma, se ha conservado el aspecto original de la muralla, restaurándola y mitigando su degradación, pero conservando su pátina y el valor de todas las trazas impresas sobre la misma.

Bajo estas premisas, se han realizado trabajos de limpieza general, relleno de fisuras, grietas y oquedades, reintegraciones de volúmenes y de aplicación de tratamientos de protección. En suma, una intervención patrimonial epidérmica para devolver al lienzo interior su aspecto originario y restituir sus valores históricos y arquitectónicos, garantizando de este modo que siga conservándose a lo largo de los siglos.

Los trabajos han permitido sacar a luz aspectos reveladores de los estados anteriores de este Bien de Interés Cultural (BIC), entre ellos muestras del almenado de la puerta medieval o elementos decorativos del siglo XVIII como policromías y esgrafiados en tonos ocre, rojo, almagro y negro.

Durante las obras también se ha descubierto en el interior del Arco una antigua cámara usada hasta el siglo XIX por el cuerpo de guardia de la Muralla para el cobro del portazgo, que será recuperada y protegida con un vidrio laminar para que pueda ser observada desde el exterior

 

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído