Las imágenes para entender la restauración que se realiza en las murallas de la Macarena

La próxima semana comienza la fase 2, con una actuación en el Arco junto a la Basílica

Un trabajador en los arreglos.
Un trabajador en los arreglos.

Las obras de restauración de la muralla de la Macarena se encuentran a un tercio de su ejecución, según ha informado el Consistorio. En los próximos días se iniciará la segunda de las cuatro fases de intervención patrimonial en el Arco de la Macarena.

La fase uno, la actual, consiste en la limpieza general del paramento mediante cepillado general, con retirada de vegetación, la corrección de fisuras y oquedades con morteros y hormigones de cal con dosificaciones y áridos adecuados. y la llamada entonación cromática, si se requiere, para uniformidad.

Se han llevado a cabo diferentes tratamientos en función del tamaño y grado de lesión y deterioro: Leve (-5cm): con producto consolidante; Medio (5-15cm): enfoscado rehundido de hormigón de cal, árido visible en superficie y entonado;  cromático de tierras naturales al agua de cal, y alto (+15cm): recuperación de los volúmenes mediante estructura de mampuestos de hormigón de cal fabricados in situ y recibidos con el mismo material, y cuyo acabado sigue las mismas pautas del nivel anterior.

Para finalizar se aplica un producto consolidante para afianzar la estructura en toda la cara interior de la muralla, a fin de que se conserve lo mejor posible, además de la hidrofugación, para proteger los paramentos de la humedad exterior.

Durante cuatro meses se llevará a cabo la fase 2 en el Arco: se centra en la reparación de los pináculos de remate y en mejoras de impermeabilización de la cubierta, se procederá también a la reparación de las diversas patologías, y se eliminarán las reparaciones puntuales realizadas anteriormente con morteros de cemento, así como las pinturas aplicadas con productos acrílicos. Asimismo, se restaurarán los paños de azulejería del Arco, se procederá a la restauración de la policromía aparecida en la cornisa y se aplicará un revoco de mortero de cal acabado con un estuco y rematado mediante un enjalbegado de cal, proporcionando un acabado más acorde con el carácter de BIC.

Posteriormente, tendrá lugar la fase 3, en periodo de informe favorable. Consiste en la restauración y consolidación de la cara exterior y barbacana de la Muralla de la Macarena, se conservará el aspecto original de la muralla, restaurándola y mitigando su degradación, pero conservando su pátina y el potencial narrativo de las trazas históricas, impresas sobre la misma. Las patologías de este lienzo son muy similares a las de la cara intramuros.

La fase cuatro será en la Puerta de Córdoba, que forma parte de una unidad estructural con la iglesia de San Hermenegildo. El Ayuntamiento aportará 70.000 euros para financiar las obras.. Se restaurarán los paramentos exteriores de sus fábricas de tapia y sus portadas de piedra y puertas de madera.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído