Hallan muerta en plena calle a una condenada por el crimen del taxista de Sevilla

María del Rocío fue condenada a 12 años frente a los 21 de su pareja, que dio la puñalada mortal a Amador Guerrero en 2004

La calle José María Moreno Galván, donde fue hallada la mujer.
La calle José María Moreno Galván, donde fue hallada la mujer.

El crimen del taxista Amador Guerrero azotó a Sevilla hace ya 17 años. Un suceso que recordó que este gremio se juega su seguridad cada jornada. En los mejores casos, todo queda en un susto o en un atraco sin lesiones. Sin embargo, otras veces, se dan tragedias como la que sufrió Guerrero. Tenía 61 años y subió en el coche a una pareja, un 15 de agosto de 2004. 

Eran Juan y María del Rocío. Le pidieron que le llevaran desde la Barzola hasta San José de la Rinconada. En un momento dado, pidieron que cambiara de destino. Entonces, alejados de la ciudad, le obligaron a bajar del coche y le atracaron por un botín que no llegaba a los 300 euros. Como recuerda Diario de Sevilla, primero le amenazaron y le obligaron a montarse en el maletero. Al no ser capaces de arrancar el coche, lo volvieron a sacar. El hombre intentó huir y recibió una puñalada que le seccionó la aorta. 

Por los hechos, fue condenado por asesinato Juan a 21 años de cárcel y María del Rocío a 12, además del robo con violencia, con atenuante de drogadicción. Este fin de semana se certificaba su defunción. El viernes, la habían encontrado inconsciente en la calle, muy cerca del parque de Bomberos de San Bernardo. Nadie pudo reanimarla, pues se encontraba en muerte cerebral. 

Los primeros indicios a que la muerte, según el rotativo sevillano, no fue violenta sino natural. Tenía 45 años y no seguía en prisión a pesar de que el gremio del taxi y las acusaciones querían condenas más altas, pero quien dio la puñalada mortal fue Juan y no ella. Éste llegó a acusarla de ser quien había propiciado todo, que tenía ensoñaciones con matar a un taxista y quemarlo dentro de su vehículo. La defensa de la mujer alegó que, además de ser consumidora de drogas habitual, le tenía miedo a su pareja porque sufría maltrato.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído