Una familia de fruteros intenta sobornar a la Guardia Civil tras ser detenida por robar a sus clientes en Sevilla

Los tres vecinos de Lora del Río, dedicados a la venta ambulante, fingían amabilidad comercial para meter la compra en la casa de los ancianos y así poder sustraer hasta un total de 8.000 euros

Una mujer comprando en un puesto de fruta.
Una mujer comprando en un puesto de fruta.

La Guardia Civil ha informado este miércoles de que detuvo el pasado 24 de abril a tres personas dedicadas a la venta ambulante de fruta por distintas localidades de la Vega del Guadalquivir, por su presunta participación en al menos dos hurtos de dinero en viviendas de sus clientes.

La investigación llevada a cabo por la Guardia Civil de Brenes ha determinado y esclarecido la participación de esta familia de tres miembros, vendedores ambulantes de fruta, en al menos dos hurtos en Brenes y Villaverde del Río respectivamente. Los agentes de Brenes ya tenían conocimiento de diversos actos delictivos de estos individuos que sustraían dinero a personas de avanzada edad, aunque el resultado de la entrevista con las víctimas no había permitido una identificación competa de los autores.

Según las pesquisas realizadas por los guardias civiles, estos vendedores seleccionaban a personas de avanzada edad y con cierto nivel de dificultades, que les preguntaban los precios de la fruta en primer lugar, tras lo cual los presuntos autores de los hechos entraban en la vivienda para coger el dinero, aprovechando para fiscalizar la ubicación del mismo para luego, fingiendo una amabilidad comercial, meter ellos mismos la compra dentro del domicilio, pero al sitio más alejado del dinero para que otro de la familia realizara la sustracción del mismo.

Gracias a la operación, han sido detenidas estas tres personas, vecinas de Lora del Río, y recuperados unos 8.000 euros en efectivo hurtados por las mismas.

En el momento de la detención, según la Guardia Civil, los detenidos ofrecieron a los agentes darles dinero en efectivo por "olvidar el asunto". Tanto las personas encartadas como las diligencias instruidas fueron posteriormente puestas a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción de Lora del Río.

Los agentes se han entrevistado además con víctimas que aún no han denunciado y a las que se les han ofrecido facilidades para que lo hagan mediante algún representante, evitando molestias derivadas de su estado de salud.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído