Lo que iba a ser un simple paseo con el perro se convirtió en una noche que, por desagradable, no olvidará jamás. Eran poco más de las nueve de la noche cuando, a una joven de 15 años de San Fernando, cuyo nombre obviaremos por petición expresa de la madre, que también prefiere permanecer en el anonimato, se le acercó un hombre de entre 45 y 50 años, montado en un coche negro, que le hizo una pregunta. “Perdona, ¿dónde está el hospital”. “Aquí justo al lado”, respondió ella. “Es que tengo un problema”, volvió a decir el conductor del vehículo, para acto seguido enseñarle los genitales a la joven, que salió corriendo en el acto.

“No ha dormido apenas esta noche. Está con miedo de salir sola, es una pena que las mujeres, en el siglo que estamos, todavía no podamos ir tranquilas por la calle”, relata su madre a lavozdelsur.es, que ya ha interpuesto denuncia en comisaría. La historia, que también publicó en redes sociales, aunque con matices, también la han vivido otras jóvenes de la localidad isleña. “A dos niñas de trece y dos niñas de diez años se les ha acercado un calvo con barbas de entre 45 y 50 años con un Ford Focus negro y les pregunta por el hospital San Carlos. Cuando van a contestar les dice que tiene una urgencia y les enseña el miembro. Han llegado corriendo muertas de miedo a mi casa”, relata un usuario en redes sociales.

El supuesto exhibicionista, según las fuentes consultadas por lavozdelsur.es, suele actuar por el entorno de la estación de tren de San Fernando. “A mí me pasó también no hace mucho por esta misma zona. Iba vestido de negro... y se bajó los pantalones y vino detrás de mí”, relata una vecina, quien añade: “Llamé a la Policía y me dijeron que mientras que no me hiciera nada, no se podía denunciar, porque iba a ser mi palabra contra la suya”.

La madre de la joven de 15 años asegura que publicó el caso en redes sociales para que “no le vuelva a pasar a nadie más”. “Avisad a vuestros hijos e hijas que tengan mucho cuidado y que nunca se acerquen a un coche”, sostiene. “Es verdad que no hay mucha luz en la zona, muchas de las farolas están apagadas, por eso quizás actúa por allí”, cuenta. La adolescente, a la que apenas le dio tiempo de ver al supuesto acosador, dice que tiene una perilla blanca y es de complexión mediana. "Llegó llorando a casa, no le salían las palabras, le dimos una tila, la tranquilizamos y ya nos lo contó”, dice la madre.

“A mi hermana de tres años por la estación de tren la paró según ella un coche color negro, la matrícula empezaba por CA, y también coincide: un hombre de unos 48 años le dijo que si se subía a su coche la llevaba a un sitio espectacular, que le iba a enseñar su cosita”, relata una vecina de San Fernando, donde según los casos consultados por este periódico, se llevan produciendo hechos similares desde hace aproximadamente un mes. “Sé seguro que hay una que ha denunciado”, dice la madre de la adolescente, que espera que no se vuelvan a repetir casos similares.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído