Un padre y un hijo de Cádiz son dos de los 100 detenidos en una macrorredada contra el porno infantil

guardia-civil-pornografia-infantil.jpeg
guardia-civil-pornografia-infantil.jpeg

La Guardia Civil arresta a más de un centenar de personas en todo el país entre las que suman 450.000 archivos con imágenes de abusos sexuales a menores.

La Guardia Civil asesta un importante golpe a la pornografía infantil en una macrooperación desarrollada en 38 provincias, entre ellas Cádiz y Algeciras, en la que se han practicado 102 detenciones y se han intervenido 450.000 archivos explícitos —vídeos y fotogramas— de abusos sexuales a menores, desde bebés hasta niños de 14 años. Los responsables de la operación Pilumnus —dios protector de los niños en la mitología romana— explican que han intervenido 36 unidades de Policía Judicial de las distintas comandancias, con la participación de 136 agentes especializados en delitos tecnológicos y en protección de menores y otros 200 más de apoyo.

Un padre y un hijo de Cádiz, dos de los arrestados, tenían por separado ordenadores con contenidos pedófilos. En Tenerife ha sido arrestada otra persona con 1.300 archivos de niños latinos y de Filipinas; en Alicante un monitor de natación, otra persona que además se exhibía en parques y puertas de colegios (ya en prisión), en Barcelona uno que tenía más de 50.000 archivos explícitos y extrema violencia y crueldad. Otro de los detenidos grababa a menores en un hotel de Canarias cuando estaban en bikini o con solo una pieza del traje de baño y enfocaba a sus partes íntimas. Por lo incautado a esta persona se ha identificado a las citadas víctimas de Burgos y Madrid. Con ellos vivía otro hijo de 10 años, por lo que se dio parte a la Fiscalía para que se tomen medidas de protección.

En algunos de los archivos intervenidos en los 92 registros domiciliarios se han apreciado escenas de elevado contenido de violencia sexual sobre los menores y, de momento, ya han sido identificadas diez víctimas de estos abusos, ocho de ellas de una misma localidad de Baleares y dos que fueron grabadas en Canarias cuando se encontraban de vacaciones, que son residentes en Madrid y Burgos. Las imágenes, que ocupan mil terabites, son de extrema crueldad en muchos casos, hasta el punto de que se han intervenido archivos en los que se observa cómo se obligaba a niños de muy corta edad a practicar sexo con animales.

Del total de detenidos, solo tres han ingresado de momento en prisión, aunque no se descarta que puedan ir a la cárcel alguno más cuando se concluya el análisis de todo lo incautado. La operación ha sido desarrollada en Alicante, Almería, Barcelona, Bilbao, Burgos, A Coruña, Algeciras, Cádiz, Ceuta, Córdoba, Castellón, Granada, Huelva, Huesca, las islas Baleares, Jaén, León, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Oviedo, Pontevedra, Santander, Salamanca, Sevilla, San Sebastián, Tarragona, Tenerife, Toledo, Valencia y Valladolid.

Andalucía y Cataluña han sido las comunidades con mayor número de detenidos, con 24 y 21, respectivamente, en una operación coordinada con más de 100 juzgados de instrucción y en la que ha comprobado que los detenidos eran consumidores y distribuidores de pornografía y abusos, salvo cuatro que la producían. Durante la operación, los agentes se han llegado a encontrar con detenidos que les han reconocido que sienten "un impulso irrefrenable".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído