Un aviso de radar, en una imagen de archivo. FOTO. DGT
Un aviso de radar, en una imagen de archivo. FOTO. DGT

La Jefatura Provincial de Tráfico ha reforzado la vigilancia en las carreteras de la provincia de Cádiz con el objetivo de evitar los excesos de velocidad al volante. Una infracción que ha aumentado este verano. En la campaña especial de control de velocidad realizada a primeros de julio por la Dirección General de Tráfico (DGT), se inspeccionaron un total de 3.578 vehículos, de los cuales 217, es decir, el 6,96%, fueron denunciados.

La provincia ha roto la tendencia en materia de accidentes mortales con respecto al computo nacional, pese al aumento de siniestros por velocidad, sobre todo tras el confinamiento. Entre el 1 de enero y el 14 de julio de este año se han producido en la provincia 5 accidentes mortales con 9 fallecidos, frente a los 13 siniestros que tuvieron lugar durante el mismo periodo del año pasado con 14 víctimas mortales.

Ante el alto porcentaje de accidentes por exceso de velocidad, Tráfico ha reforzado los controles con radares fijos y móviles en las carreteras convencionales y travesías, las que disponen de un solo carril en cada sentido El despliegue habilitado por Tráfico permite ahora controlar al 65,3% de los vehículos que circulan por estas vías, repartido entre el 51,7% de controles en las carreteras convencionales y el 13,6% en travesías.

Los organismos han detectado que algunos conductores se han relajado y han cogido una falsa sensación de seguridad con la reducción del tráfico en las carreteras durante el confinamiento. Así, han termiando pisando el acelerador y han bajado la guardia al volante. La desescalada iniciada en mayo ha traído un repunte de la siniestralidad por exceso de velocidad, pese a esa reducción del tráfico en las carreteras gaditanas.

La provincia terminó 2019 con un incremento de las multas por exceso de velocidad que, según los últimos datos de la DGT, han incrementado tras el confinamiento. Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) correspondientes a 2019 apuntan a 115.658 multas en 2019 frente a las 84.378 de 2018, lo que supone un incremento del 37%.

También subieron en Cádiz un 2,8% las sanciones por circular sin la ITV, mientras que las multas por conducir sin el cinturón de seguridad experimentaron una leve caída con respecto al año anterior. Subieron de manera muy leve, un 0,63%, las multas por consumo de alcohol y drogas. La provincia registró 317 multas diarias por exceso de velocidad, que suponen 13 sanciones por hora.

El incremento de las multas por exceso de velocidad se debe principalmente a la actividad de los radares gaditanos. Tres radares fijos de la provincia de Cádiz se encuentran entre los 50 del país con mayor índice de sanciones impuestas a lo largo de 2019 por exceso de velocidad.

Estos son el dispositivo situado en el kilómetro 74,7 de la autovía Jerez-Los Barrios (A381), el del kilómetro 37,3 de esta misma carretera, y en el radar de la A-408, en el término de Puerto Real, el último en sumarse al ranking nacional. Este se localiza en la denominada carretera del Pedroso que lleva hasta el enlace de la A-381, en la Venta Andrés, y permite enlazar con la CA-3200 en dirección a Paterna. El primero de ellos cazó a 25.398 conductores por encima del límite de velocidad permitido, el segundo, a 20.239, y el tercero, a 14.280 infractores, frente a los 7.238 del año anterior, quitándole el puesto al de la A-4. Madrid-Cádiz. en el kilómetro 645,4, cerca del aeropuerto de Jerez.

Según los datos de la DGT, Andalucía tiene un total de 382 radares de tráfico repartidos por toda la geografía de la comunidad.Cádiz es la segunda provincia con más radares, 55 (19 fijos y 32 móviles), por detrás de Sevilla, que lidera la estadística con 63 radares en total (33 fijos y 30 móviles). El informe detalla que las sanciones en Cádiz por pisar el acelerador han aumentado pasando de 84.375 en 2018 a 115.655 el año pasado.

La organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA) se ha hecho eco de los datos nacionales y los ha diseccionado hasta llegar al registro provincial. La Dirección General de Tráfico formuló el pasado año 4.505.867 denuncias en las carreteras españolas de su competencia, lo que supone un incremento de casi un 10% respecto de las formuladas en 2018 (4.119.018).

El informe de AEA señala que dos de cada tres fueron por exceso de velocidad (2.933.244 denuncias), al que siguen en el ranking no haber pasado la ITV (507.851); carecer de seguro (131.504); no utilizar el cinturón de seguridad o SRI (121.206) y conducir con presencia de alcohol o drogas (112.365).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído