Las ovejas 'toman' Setenil: el pueblo llega a un acuerdo con los ganaderos para que desbrocen los parques

Unos 200 animales limpian los espacios públicos, lo que favorece económicamente a los empresarios y a las arcas municipales, dejando además beneficios ecológicos

Unas ovejas.   CEDIDA
Unas ovejas. CEDIDA

Setenil se enfrenta, con muchos miedos, al coronavirus. Pero también con ganas de hacer cosas diferentes, ser positivos. Este enclave presume de ser uno de los más bonitos de España, con sus casas construidas dentro de la orografía de la Serranía de Ronda, en el extremo más al Oeste de la provincia de Cádiz.

Con casos confirmados, su alcalde, el andalucista Rafael Vargas, explica que los casos positivos hasta ahora se terminan de recuperar en casa, y la situación parece, al menos, bajo control. Dentro, eso sí, de lo que su ayuntamiento puede hacer para enfrentarse a una pandemia mundial, que respecto a las grandes cuentas de otras administraciones no es demasiado, como le ocurre a todos los municipios.

Sin embargo, en los detalles está la virtud. Para ayudar a los ganaderos de ovejas, que tienen un futuro sombrío por delante, serán estos animales los que cada día desbrocen el pueblo. "Será recuperar un poco de la transhumancia, con todos los beneficios ecológicos que eso tiene, y también es bueno para la economía". Tanto para la del ayuntamiento como para la de los particulares con los que se ha llegado a un acuerdo.

Primero, significará aportar vida a la tierra. Los excrementos de las ovejas "llevan semillas", que mejoran "la biodiversidad y regenerar rápido al año siguiente". Además, la tierra de transumancia es una tierra que se mueve, sin sobreexplotarla, como sí puede ocurrir en los prados donde queden estos animales estancos. Este domingo, por primera vez, han recorrido unos ocho kilómetros por una de esas milenarias cañadas reales del mundo agrorrural. Han llegado, incluso, a urbanizaciones.

https://youtu.be/lVvkIGEP1Wo

"A los niños les ha encantado", explica el primer edil. Las ovejas pasarán ahora cada día por todo el pueblo. Mientras, el Ayuntamiento ahorra labores de dos semanas con maquinarias y tres operarios municipales, que podrán dedicarse a otras tareas. "Son 200 ovejas". Suficientes para arreglar todo el pueblo "de aquí al verano". En esa época, bajarán al río, lo cual ayuda también a evitar incendios.

Muchas de las zonas verdes dentro del municipio son casi "pistas forestales", pero no dejarán de ir a las ovejas a los parques. "Los ganaderos se ahorran ese dinero". La ganadería sufre aunque la gente siga comiendo, aunque sea un servicio esencial, porque gran parte de esos platos de "cordero, o cerdo" se comen en restaurantes, que por lo pronto siguen cerrados y que, en cualquier caso, asumen que tardarán mucho en recuperar la actividad previa a la crisis sanitaria.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído