oleaje_cadiz.jpg
oleaje_cadiz.jpg

La mayoría de incidencias en la provincia de Cádiz están relacionadas con caídas de elementos u objetos arrastrados como ramas, árboles, mobiliario urbano, señalética o cableado.

El servicio de emergencias 112 ha cerrado la noche con 47 incidencias relacionadas con el temporal de viento y lluvia en la provincia de Cádiz. Desde ayer a las 22 horas y hasta las 6:30 horas de hoy jueves, el centro de coordinación ha gestionado, principalmente, incidencias de tráfico por obstáculos en la vía o en la red secundaria de carreteras, incidentes por caídas de elementos u objetos arrastrados como ramas, árboles, mobiliario urbano, señalética o cableado, así como anomalías en servicios básicos y anegaciones. En la comunidad andaluza, con los datos de la noche y la madrugada, ascienden a 371 las emergencias coordinadas. Pese a todo, es posible que con la luz del día y el comienzo de la actividad cotidiana empiecen a aflorar algunos daños de las últimas horas.

El temporal ha dejado además inundaciones en la avenida Alcalde Cantos Ropero del Polígono Industrial de El Portal y la calle Paquera de Jerez, en la barriada de La Vid. En Cádiz, las imágenes más impactantes las deja el fuerte oleaje, con olas de hasta seis metros de alto, y las altas mareas, que han provocado desperfectos en chiringuitos en la arena de la playa Victoria.

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene activo el aviso naranja por fenómenos costeros en las provincias de Huelva, Cádiz y en la zona del levante de Almería con intervalos del Este. En Málaga y Almería el fenómeno se prolongará hasta el viernes.
Sigue vigente también el nivel amarillo por vientos en todas las provincias salvo en Almería, Cádiz, Jaén y Málaga que presentan nivel naranja con rachas máximas de 90 kilómetros.

Emergencias 112 Andalucía, ante esta situación, recomienda algunas pautas de autoprotección que pueden contribuir a mejora la seguridad. Para evitar accidentes por caídas se debe retirar del exterior de las casas, especialmente de terrazas y balcones, todos aquellos elementos que puedan ser arrastrados por la fuerza del viento o la lluvia (macetas, platos decorativos, sillas, mesas...); además de asegurar y cerrar bien puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire.

En días de temporal se deben evitar las excursiones a la montaña y los desplazamientos por carretera. Si es imprescindible viajar, es importante informarse, antes de salir, del estado de las carreteras por las que se va a transitar y una vez en camino seguir las indicaciones de paneles informativos y de los agentes de la autoridad. Con lluvia y viento se debe extremar la precaución al volante, disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Nunca se debe cruzar por una zona inundada o con balsas de agua. Tampoco se debe acampar ni estacionar cerca de los cauces de los ríos aunque estén secos para evitar ser sorprendidos por una súbita crecida de agua.

En el campo y con tormenta, los árboles y piedras aisladas o solitarias atraen los rayos por lo que se deberán evitarán, al igual que los objetos metálicos. En las zonas costeras y con temporal protegerse es evitar transitar los paseos, zonas de rompeolas y miradores ya que el oleaje puede arrastrarnos de forma súbita hacia el interior del mar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído