Dos años y tres meses de prisión y 3.000 euros por daños morales tras abusar de una menor en Cádiz

El TSJA confirma la sentencia por los hechos ocurridos en 2018, cuando el hombre aprovechó que la niña de 12 años se encontraba en su casa

El TSJA devuelve la patria potestad de su hija de cuatro años a un maltratador.
El TSJA devuelve la patria potestad de su hija de cuatro años a un maltratador.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la resolución de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz, que condena a dos años y tres meses de cárcel a un hombre que abusó sexualmente de la sobrina de su esposa, siendo la víctima menor de edad.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en 2018, cuando la menor tenía 12 años y se encontraba en la casa de su tía paterna, donde también residía el condenado. Ambos mantenían una relación familiar normalizada, ya que se conocían desde que la víctima tenía dos años.

Sin embargo, la tarde del 20 de enero, cuando la menor se encontraba tumbada en la cama del dormitorio principal junto al hijo del acusado, éste mandó al chico al salón y aprovechó para abusar sexualmente de su sobrina política. Tras los hechos, el condenado le dijo a la menor que podía ganar mucho dinero y que no podía contar nada porque la familia los mataría a los dos.

Cuando el padre de la joven fue a recogerla, el acusado insistió para que la chica pasara la noche en su casa pero ella se negó y una vez llegó a su casa, donde vivía con otra tía y sus abuelos maternos, contó lo sucedido. Así, se interpuso una denuncia inmediatamente.

Por todo ello, la Audiencia Provincial de Cádiz condenó al acusado a dos años y tres meses de prisión por un delito de abuso sexual sobre menor de 16 años, con atenuante de reparación del daño. Asimismo, la sentencia le prohíbe aproximarse a menos de 200 metros de la joven, de su domicilio, colegio y cualquier lugar en el que pudiera encontrarse, así como comunicar con ella en cualquier forma por tiempo de cinco años.

Además, tendrá que indemnizar a la víctima por daños morales en 3.000 euros, y durante cinco años de libertad vigilada tendrá que comunicar al Tribunal cualquier cambio de domicilio que tenga y participar en programas de Educación Sexual. Después de desestimar el recurso interpuesto por la representación del acusado, esta sentencia ha sido finalmente confirmada por el TSJA.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído