Airbus despide a un trabajador que llevaba 36 años en la empresa por "ponerse enfermo"

El empleado, con 57 años y 35 en la empresa, participó en la huelga del metal celebrada días atrás

Manifestación de los trabajadores del metal, camino de Puerto Real. FOTO: MANU GARCÍA.
Manifestación de los trabajadores del metal, camino de Puerto Real. FOTO: MANU GARCÍA.

El sindicato CGT ha denunciado, a través de Facebook, el despido de un nuevo trabajador de la plantilla de Airbus en Puerto Real "por tener la mala suerte de encontrarse enfermo". La empresa justifica su despido en la aplicación del art. 52 d del Estatuto de los trabajadores, en concreto, por haber tenido bajas médicas en los dos últimos meses que superan el 20% de su jornada.

Para CGT este despido "castiga la enfermedad" y es "un atentado contra los trabajadores". Según publica en su muro de Facebook, este sindicato "no entiende que la dirección de la empresa, como parte firmante del convenio colectivo, se salte su propio texto (art. 58 CC), y otros acuerdos de los comités de salud laboral, y en materia de disminución del absentismo, y materialice un despido sin previo aviso y sin tener en cuenta la situación personal del trabajador (57 años y 36 años de antigüedad en la empresa), con diversas patologías osteomusculares que le han llevado a una intervención quirúrgica, y de la que se encontraba en proceso de rehabilitación).

Desde el comité de empresa de Airbus rechazan rotundamente este despido. "No podemos entender que en una empresa donde el diálogo y el acuerdo ha estado siempre como prioridad fundamental, nos metan el viernes pasado —14 de junio— una causa así de un despido de un trabajador que llevaba 36 años en plantilla", manifiesta a lavozdelsur.es Juan Manuel Trujillo, presidente del comité de empresa. "Rechazamos este tipo de decisiones y no le encontramos explicación alguna", continua.

Pancarta que pide la readmisión del trabajador, en Airbus. FOTO: CGT CÁDIZ.

La reacción de los trabajadores de Puerto Real no se hizo esperar, y el pasado viernes 15, cuando se conoció el despido, se celebró en la factoría una asamblea en paro con el acuerdo mayoritario, y unánime por parte del comité, de no trabajar hasta que readmitan al trabajador despedido. Este lunes se continúa en asamblea, con la plantilla en paro. "Es una decisión colegiada y no de ningún sindicato en particular", destaca Trujillo a este digital.

El despido, además, se ha producido después de la huelga del metal en la Bahía de Cádiz, convocada por la confluencia sindical denunciando la precariedad en el sector. Esta persona es además afiliado de CGT, sindicato convocante junto al resto de la confluencia sindical de la huelga del metal en la Bahía de Cádiz, que tuvo un amplio seguimiento justo el día anterior al despido.

"No queremos pensar de que se trate de algún tipo de represalia por la citada huelga, en cualquier caso viene a ser la ejemplificación de la precarización del sector que se denunciaba precisamente en la misma", señalan desde CGT, que se pregunta "si a los trabajadores fijos se les puede despedir simplemente por estar enfermos ¿qué no se podrá hacer con todos los demás?".

En este sentido, Trujillo señala que desde los cuatro sindicatos del comité (CCOO, UGT, ATT y SIPA), "no hemos llegado a pensar que el trabajador, militante del sindicato CGT haya sido despedido por participar en la pasada manifestación". No obstante, desde entonces ya han sido despedidos otros 14 trabajadores de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) en la misma factoría.

El trabajador al que se le comunicó el despido, sufrió una crisis de ansiedad en ese momento y tuvo que ser evacuado en ambulancia del centro de trabajo. En CGT consideran que esta actuación por parte de la dirección "es una nueva traición a toda la plantilla, incumpliendo sus propios acuerdos, con el único objeto de socavar la capacidad negociadora, para de esta manera reducir los derechos laborales que tanto esfuerzo se consiguieron, y con la única pretensión de tener una plantilla sumisa y con miedo".

"No toleraremos —añade el sindicato— que se use a este compañero, ni a ningún otro, como moneda de cambio, o rehén para cualquier negociación, y exigimos su reincorporación inmediata antes de sentarnos en cualquier reunión". CGT afirma que "usará todas las herramientas que tiene a su alcance para que esta situación se revierta, y el compañero se reincorpore a su puesto de trabajo con total normalidad, y solicita a las plantillas de todas las factorías apoyo mutuo y solidaridad, y pedimos al resto de organizaciones, ser firmes en defensa de la readmisión del despedido".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído