El alga invasora hace estragos en la fauna del Estrecho: un vecino salva a una gaviota enterrada en una playa repleta

La 'rugulopteryx okamurae' arrasa con buena parte de las especies al tener una amplia capacidad para expandirse

Una gaviota, enterrada bajo el alga invasora asiática.

El alga asiática, rugulopteryx okamurae, es la especie invasora que hace temblar al ecosistema marino de la zona del Estrecho de Gibraltar, con amplia presencia ya desde Chiclana -en menor medida- hasta Málaga. El problema es que esta situación resulta imparable y es muy difícil evitar que se siga expandiendo. A su paso, el alga va causando estragos entre otras especies de algas y de animales marinos, tanto peces como aves del entorno y hasta insectos de las playas. 

Así, un vecino presenció días atrás a una gaviota que se encontraba enterrada hasta su cuello, en evidente estado de tensión, por ser incapaz de emprender de nuevo el vuelo. 

De no ser por el paseo de mañana en esta zona, el animal habría fallecido probablemente. Así, finalmente fue liberado de la ingente cantidad de alga asiática.

La inversión de la Junta

Ante el problema creciente, muchos ayuntamientos, como Mijas, están destinando fondos propios a limpiar las playas y las aguas. Pero todo pasa por una actuación conjunta que exigen los municipios afectados.  Asimismo, la consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ya reclamó meses atrás al Gobierno central que apoye el fondo de 1,5 millones de euros articulado por el Gobierno andaluz para los pescadores afectados por el alga asiática invasora con ayudas adicionales y que, al mismo tiempo, saque "a la luz" un plan de actuación contra esta especie que permita "trabajar a todas las instituciones juntas".

"Ahora estamos esperando el plan del alga invasora asiática en nuestras costas, pero la Junta a pesar de no tener competencias en muchas cuestiones está trabajando", ha dicho Crespo durante un acto en el puerto pesquero en Almería donde ha recordado la adquisición de una embarcación no tripulada que, junto a dos drones, uno de superficie y otro submarino, para la investigación y lucha contra la Rugulopteryx okamurae.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído