Agreden a varios senderistas en una marcha por la reapertura del camino del Salto del Cabrero

Interrupción de la marcha a la entrada del camino público por la finca Las Albarradas. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.
Interrupción de la marcha a la entrada del camino público por la finca Las Albarradas. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

El propietario de la finca Las Albarradas y varios de sus empleados han impedido "de forma violenta" el paso de las 400 personas que han participado en la marcha por la reapertura del camino público del Salto del Cabrero, cerrado desde hace cinco años a su paso por esta finca. Así lo ha denunciado Ecologistas en Acción a través de una nota de prensa.

Según los convocantes, Ecologistas en Acción y la Plataforma por la Recuperación de los Caminos Públicos y las Vías Pecuarias Sierra de Cádiz, la marcha transcurrió sin problema en un primer tramo que discurre por un monte público de la Junta de Andalucía. No obstante, al llegar a la finca Las Albarradas, "varias personas, incluida el propietario Antonio Castillo, impidieron el paso al haber cerrado la cancela con cadena y candado". Los activistas ecologistas, según el comunicado, intentaron dialogar con el propietario de la finca, "pero fue imposible, sólo decía que por allí no pasaba nadie".

Sin embargo, un grupo reducido de senderistas consiguieron acceder, y "fueron agredidos por Castillo y uno de sus empleados, propinando golpes a dos de los participantes". Ante esta tensa situación y la rotunda negativa a abrir la cancela, los participantes en la marcha, para impedir que se produjeran incidentes más graves aún, optaron por realizar un acto reivindicativo con pancartas ante la cancela, y regresar al Puerto del Boyar, donde pusieron en conocimiento de las dos patrullas de la Guardia Civil allí presentes de las agresiones ocurridas y de la imposibilidad de pasar por este camino público.

Los guardias civiles tomaron nota y se dirigieron a la cancela donde tuvo lugar el conflicto para identificar a los que habían intervenido en los presuntos incidentes. En este sentido, los organizadores de la marcha aseguran a través de una nota que van a denunciar al propietario de Las Albarradas y sus empleados que  cerraron este camino público y agredieron a los participantes en la misma.

Por otra parte, "nos dirigiremos al alcalde de Grazalema para que proceda a solucionar los defectos del expediente de clasificación y catalogación de este camino público, otorgándole el carácter de Bien de Dominio Público adscrito al Uso Público, para poder así inscribirlo en el inventario de bienes municipales y que nunca más vuelva a ser cerrado por nadie".

Además, los ecologistas también destacan que "la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, responsable ahora de la gestión del Parque Natural Sierra de Grazalema, debe también intervenir ante el cierre de un sendero que está incluido en el Plan de Uso Público del Parque Natural y que ha estado abierto desde tiempo inmemorial hasta el año 2014, habiendo sido utilizado sin problemas por miles de personas".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído