Plaza Vargas.
Plaza Vargas.

No sabemos qué pasará con plaza Vargas. El gobierno local habla de peatonalización de un espacio público en el que de facto estaba limitada la circulación (una pilona limitaba al acceso desde la calle Latorre). Una de las novedades será la eliminación de los aparcamientos en superficie. Los vecinos (pese a que el Ayuntamiento diga lo contrario) temen que sea una oportunidad para que los hosteleros de la zona instalen veladores en toda la plaza. Lo cierto es que es un problema continuado en el tiempo.

Parece que el gobierno local quiere una nueva plaza Vargas, una plaza distinta a esa plaza en la que los vecinos tienen colgados en sus balcones quejas a los hosteleros de la zona por no respetar el descanso. Una plaza sin casas, llegan a imaginar algunos. Y del Repartimiento de casas hecho después de la Reconquista data precisamente el nombre de este histórico enclave.

Dice Agustín Muñoz y Gómez que "del Repartimiento de casas hecho en 1266, después de la Reconquista, consta se repartió la casa número 323 a Garci Pérez de Vargas, Alcaide de la ciudad y a su mujer". Y continúa: "Como en la plaza de Vargas subsiste aún la casa solariega de esta nobilísima familia, que es la signada con el número 2, y hace esquina a la calle de la Amargura, puede afirmarse, con no escaso fundamento, que la actual finca ocupa el propio perímetro de la antigua, número 323 del Salvador, a cuya colación corresponde la dicha plaza; y que esta tomó su nombre de dicha circunstancia, conservándolo hasta nuestros días".

No obstante, Garci Pérez de Vargas fue un ilustre caballero castellano del siglo XIII que la historiografía castellana ha considerado como "héroe de la Reconquista". Participó en la Batalla de Jerez, en 1232 y también tomó parte en la Reconquista de Sevilla por Fernando III el Santo en 1248. En la ciudad hispalense tiene una estatua junto a Fernando III en la Plaza Nueva. Y precisamente, también, en la Puerta de Jerez, una placa le nombra: Hércules me edificó, Julio César me cercó de muros y torres altas, y el rey santo me ganó con Garci Pérez de Vargas.

Otra mención hace a la toponimia de esta plaza Vargas Agustín Muñoz en su obra Calles y plazas de Xerez de la Frontera:en el Cabildo del 21 de noviembre de 1584 se trata una petición a los vecinos de "la calle que va desde la Puerta del Real a la plazuela del Canónigo Vargas y calle de las Vacas". Un canónigo Vargas que según Bartolomé Gutiérrez escribió De Recto Uso Divitiarum donde también dice que la familia de Vargas Machuca tenía una capilla con enterramiento en la Colegiata, fundada por Francisco Sánchez de Vargaas en 1387 donde según Agustín Muñoz se encontraron en 1891 unos azulejos de estilo mudéjar seguramente "antiquísimos".

Pocas familias o vecinos quedan ya en plaza Vargas. Y se desconoce lo que les deparará en el futuro. En una zona en la que el turismo y la hostelería lo mueve todo cabe preguntarse si Vargas fue un importante héroe de la Reconquista o si Vargas será un experimento para reconquistar para el peatón (o para el vecino) una plaza transitada pero olvidada. Para el peatón, para el vecino o para el bar. El tiempo hablará.

Sobre el autor:

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído