San Juan y las Siete Revueltas, otra mirada a una joya del patrimonio y una calle que revive 30 años después

Las obras en San Juan de los Caballeros redescubren el ábside del templo y permitirá recuperar la trama almohade de su entorno, tras años de olvido y degradación

SAN_JUAN_DE_LOS_CABALLEROS-2
SAN_JUAN_DE_LOS_CABALLEROS-2

Seis años después de proyectarse, el Ayuntamiento de Jerez avanza en la recuperación y reordenación de los viarios públicos que rodean a la Iglesia de San Juan de los Caballeros, una de las grandes joyas del patrimonio de la ciudad —segunda mitad del siglo XIII-primera mitad del XVI—. Después de demoler los inmuebles ruinosos —San Juan, 3, de titularidad municipal— y redescubrir las vistas exteriores del ábside del templo, construido sobre una mezquita almohade, la hermandad de la Vera-Cruz, que custodia el inmueble religioso, ha hecho pública la aparición de unas pinturas que podrían relacionarse con una Cruz Pasionista de los siglos XVII o XVIII del cementerio parroquial que existió en esta zona del intramuros jerezano.

El entorno urbano sobre el que está interviniéndose, según recoge la memoria del proyecto, "es un espacio urbano complejo, de poco tránsito, desconocido y olvidado, que se asienta sobre una trama heredada de la tradición musulmana, con callejas tortuosas y estrechas, a las que se adaptaban parcelas de traza compleja, en la que la sociedad cristiana de reconquista empezaría a construir ocupando huertas y espacios libres de una ciudad que, por su tamaño, no había alcanzado un alto grado de colmatación cuando fue conquistada".

Calles que reviven en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

Recuperar esta zona supondrá, sin duda, recuperar un pedazo enterrado de la historia de la ciudad. Esa historia no escrita que significan sus viarios públicos —la cercana calle Canto también reabrirá en breve tras años cercada—, edificios históricos como el Palacio Pemartín (Bien de Interés Cultural), el de Morla-Melgarejo y el Convento de Nuestra Señora de Gracia de las Agustinas Ermitañas.

"La influencia del entorno urbano sobre el proceso constructivo de la iglesia parece definitiva, así como la recíproca influencia del templo sobre la trama urbana, parece bien probada, asunto que se intentará abordar desde el análisis de las relaciones ciudad-templo y templo-ciudad", asegura la memoria descriptiva del proyecto, con más de 600 páginas de documentación y a la que ha tenido acceso lavozdelsur.es.

Una callejuela que volverá a abrir a los peatones. FOTO: MANU GARCÍA

La actuación urbanística, presupuestada en dos fases por unos 300.000 euros y con un plazo de trabajos de su primera parte de ejecución de cuatro meses, el delegado municipal de Urbanismo, José Antonio Díaz, mantiene que "nuestro objetivo es revertir la situación en que se encuentra desde hace muchos años este espacio público de gran riqueza patrimonial mediante un nuevo diseño unitario y accesible, que contará con plataforma única para facilitar la accesibilidad".

Pintua aparecida en uno de los muros de la Iglesia de San Juan de los Caballeros. FOTO: HDAD. VERA-CRUZ

No en vano, aparte de la nueva mirada del ábside desde la calle San Juan o de la aparición de restos de valor histórico, la intervención reabrirá calles ocultas desde hace décadas, revalorizando esta parte del casco histórico de la ciudad, sumido desde hace años en un proceso de decadencia, degradación y despoblación que aún no ha podido frenarse. El Callejón de las Siete Revueltas, en concreto, permanecía clausurado a los peatones desde hacía unos treinta años.

Mobiliario urbano, jardineras para árboles y nuevas farolas para el alumbrado público; reparación y adecentamiento del acerado existente... son algunas de las mejoras urbanas que incorpora el proyecto que en estos momentos ejecuta la empresa EJOC 2004 y que ocupa una superficie total de actuación de 1.037 metros cuadrados. En una segunda fase se rematará la reurbanización de la calle San Juan y plaza Melgarejo, que aunque deterioradas, al menos han seguido en todos estos años abiertas al tráfico rodado y peatonal.

"El proyecto —se defiende en su memoria descriptiva— trata pues de diseñar un nuevo tratamiento de un espacio urbano muy degradado, incorporando nuevos recorridos de viales peatonales, dando una solución de plataforma única a las zonas ubicadas al nordeste y sureste del entorno de la iglesia, que facilite la eliminación de barreras arquitectónicas, la accesibilidad y la ordenación del tráfico y el aparcamiento, con unas calidades de pavimentos homogéneas y uniformes que dignifiquen este barrio y que ayuden a hacer de éste, un entorno urbano atractivo y apetecible para ser habitado y visitado, que permita su uso y disfrute, así como ayude a la puesta en valor de sus calle y de los importantes edificios que aquí se asientan".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído