La Banda Municipal vuelve a participar en un acto oficial siete meses después de hacerlo en San Dionisio, pero sólo con 26 componentes de los 39 con los que contaba.

La Banda Municipal de Música volvió a participar en un acto oficial acompañando al paso de la custodia durante la procesión del Corpus. No lo hacía desde el pasado 9 de octubre, San Dionisio, y desde entonces han pasado festividades como San Antón, la presentación del cartel de la Semana Santa, el pregón de Semana Santa o la inauguración de la Feria del Caballo, sin contar su ausencia todos los domingos en la plaza del Banco.

Aunque este hecho demuestra que empieza a normalizarse la situación entre la centenaria institución y el Ayuntamiento, no es menos cierto que los que presenciaron a la formación en la calle se dieron cuenta de la escasez de componentes con la que cuenta y, por ende, lo ‘flojo’ que suena. Así, de los 39 músicos que tuvieron sentencias favorables, sólo 26 estuvieron presentes (24 más el abanderado y el director), que a la postre son los que pueden seguir ejerciendo en la banda, ya que el resto, por incompatibilidad, no puede reincorporarse al estar actualmente trabajando en la administración pública o, directamente, por haber encontrado trabajo fuera de Jerez. La situación se agrava en el hecho de que actualmente la banda se ha quedado sin tuba, uno de los instrumentos fundamentales ya que es el que da la referencia del grave -que es lo que da todo el cuerpo a los metales- y además porque el Ayuntamiento ya ha comunicado que por motivos presupuestarios no puede abrir la bolsa de trabajo para que se cubran esos puestos.

“Es como si para ti, que eres periodista, te hacen trabajar sin ordenador o sin bolígrafo”, explica a este medio Luis Alfonso Román, director de la formación musical, en referencia a cómo se queda la banda sin completar sus componentes y sus instrumentos. “A nivel autónomo del grupo la banda no va a poder funcionar bien, a menos que hagamos maravillas o que a algún miembro le de por cambiar de instrumento y se ponga a estudiar tuba”. Aún así, y a pesar de reconocer este problema, Román destaca que la banda “no sonó mal. Todos nuestros músicos son de los mejores que hay en la provincia y con estudios superiores en música, pero estamos incompletos en instrumentos. Si se cubrieran las plazas la banda sonaría fantásticamente. Y si se abriera públicamente a cualquier persona que tenga un título mínimo, podríamos elegir”. Además, recuerda que para la formación sería “fundamental” cubrir estas plazas porque ahora volverán a tocar cada domingo en la plaza del Banco y además se les avecinan actividades extraordinarias en los próximos meses.

De otro lado, el director de la banda afirma que tienen el compromiso del Ayuntamiento de cobrar a primeros del mes de junio los atrasos correspondientes a 2014 y 2015 y el resto de las cantidades que se les adeudan a finales del mismo mes. En cuanto a la proposición de ensayar en el palacio Garvey, como así adelantó el delegado de Cultura a lavozdelsur.es, lo ve con buenos ojos “siempre y cuando podamos tener un sitio para guardar nuestros materiales y que sea para nosotros”, ya que, señala, en los últimos años han desaparecido diversos instrumentos en la Sala Compañía, que es donde actualmente ensaya la banda.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído