Recurso-Hospital-03.jpg
Recurso-Hospital-03.jpg

Cristóbal es una de las víctimas del cierre de 144 camas del Hospital. "No está lleno, lo que no hay es personal que te atienda", se queja un familiar.

Cristóbal lleva, a sus 72 años, más de 24 horas esperando una cama en el Hospital de Jerez. Presenta síntomas de tener una trombosis en una pierna y, en un sillón de Urgencias, pasa las horas sin que llegue la esperada llamada que le anuncie que puede subir a planta. Desde las diez de la mañana del lunes está en un sillón, con la pierna en alto, junto a su mujer y su hijo, que se van turnando para no dejarlo solo.

Como él, más de una veintena de personas esperan que se les asigne una habitación, algunos de ellos desde el viernes, ya que los fines de semana no hay altas. “No es que no haya camas, porque el Hospital no está lleno, lo que no hay es personal que te atienda”, señala un familiar de Cristóbal, indignado por el trato. “Tiene 72 años y ha trabajado desde los ocho… con lo que ha cotizado creo que ha pagado una planta de hospital entero, para que ahora se le dé este trato”, reclama.

En el Hospital de Jerez, este verano, se han cerrado 144 camas, de las 401 que no se podrán utilizar en toda la provincia. En toda la comunidad son más de 2.500 las camas inutilizadas durante el periodo estival, según calcula el Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía. “No entiendo cómo las familias aguantan esto, me parece indignante”, señala el familiar de Cristóbal, que añade: “Todo el mundo tiene derecho a una cama, por supuesto, pero cuando esta persona lo necesita porque ha contribuido con el sistema toda su vida, ahora se ve en un sillón”.

“El Hospital de Jerez lleva años de crisis muy mal gestionado, tengo amigos que han trabajado en Sevilla y dicen que lo que hay aquí no lo han visto en su vida”, señala este familiar, que insiste en que “no es humano” el trato que se le dan a muchas personas que entran en Urgencias. “Es injusto el tema de los recortes, te sientes impotente”, recalca. Aunque salva al personal del Hospital: “Ellos hasta se alegran cuando pones una reclamación, porque es que no pueden más”.

El sindicato médico censura que el cierre de camas no se practique sólo en verano, sino que se extienda hasta octubre. “En la mayoría de los casos es imposible habilitarlas si se llega a desbordar la demanda, como ya se ha dado el caso en algunos hospitales de diversas provincias, principalmente por carecer de personal suficiente para atenderlas”, señalan.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS), por su parte, asegura que mantiene todas sus camas a disposición de la población, “por lo que no puede admitirse que se vuelva a hablar de cierre de camas” y señala que el sindicato “sólo busca alarmar con datos falsos y con intereses que desconocemos”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído