La plantilla cadista quiere dedicar a José Mari un triunfo en el primero de los partidos que se perderá por la lesión que le dejará fuera de los terrenos de juego toda la temporada.

El timón del Cádiz, la extensión sobre el verde de Álvaro Cervera, el mediocentro roteño José Mari, caía lesionado en La Romareda tras una brutal entrada del georgiano Papunashvili. La patada sobre la espinilla del futbolista amarillo le provocó una lesión en el ligamento cruzado y en el menisco, tal y como se constató en la artroscopia a la que se sometió el pasado lunes y en la que se conoció el alcance de una patada que le tendrá toda la temporada alejado del fútbol.

Es uno de los pilares de la plantilla. No solo por su reconocido cadismo, sino también por su jerarquía y estilo de juego. Comprometido, con claridad y entregado, es el jugador perfecto para un Álvaro Cervera que ha perdido a un hombre que, siempre que ha estado sobre el verde, nunca ha visto cómo su equipo encaja un tanto, siendo el futbolista de la categoría que ha disputado más minutos sin recibir un solo gol en contra.

Sin embargo, la Liga no se detiene y el jueves el conjunto amarillo tiene una nueva cita para seguir alargando la espectacular racha de siete victorias consecutivas que acumula hasta el momento. Si ya es un gran aliciente continuar sumando puntos sabiéndose uno de los equipos más en forma de todo el panorama nacional, no lo es menos el hecho de poder dedicar una victoria a un futbolista clave también dentro del vestuario.

El propio centrocampista roteño, a través de las redes sociales, ha querido mandar un mensaje de agradecimiento "a todos los que me habéis apoyado en un día complicado para mí", reza el comunicado, en el que continúa dando las gracias, sobre todo, "a mi Cádiz, a los cadistas y al cadismo por las grandes muestra de afecto y cariño que me han demostrado. Estos días también serán dias difíciles de olvidar, vosotros hacéis fácil lo difícil", finaliza. Además, ha respondido uno a uno a los compañeros de la plantilla que lo han apoyado públicamente. "Con vosotros se disfruta hasta en los malos momentos. Ganen por mí, ganemos por nosotros", contestó al portero Alberto Cifuentes y le dejó claro a Aitor García que "yo no podré desde dentro pero os daré mi ánimo desde fuera".

Servando, cadista hasta 2019

La plantilla está muy unida y, como en las mejores familias, se felicitan unos a otros por las buenas noticias y se apoyan en los malos momentos. De esta forma, durante la comida de Navidad del club, en la que estuvieron presentes todos los estamentos de la entidad, Quique Pina anunció la renovación de Servando Sánchez, otro de los capitanes, hasta 2019 "para que coja más responsabilidad en el vestuario ahora que José Mari, que aunque seguirá recuperándose con nosotros, se ha lesionado para lo que resta de Liga", afirmó el murciano para contrarrestar la mala noticia de la pérdida del jugador roteño.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído