Tres décadas de fondos europeos para la zona Sur de Jerez: "La Eracis no cambiará nada"

La Coordinadora Existe realiza un análisis sobre las actuaciones previstas con cargo a la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social y concluye que es "más de lo mismo"

Antonio Rivera, al fondo, y Juan Andrés Ortega, de la Coordinadora Existe, en rueda de prensa. FOTO: MANU GARCÍA
Antonio Rivera, al fondo, y Juan Andrés Ortega, de la Coordinadora Existe, en rueda de prensa. FOTO: MANU GARCÍA

“Es una tomadura de pelo”, repite en varias ocasiones Antonio Rivera, uno de los portavoces de la Coordinadora de la zona Sur Existe, durante una rueda de prensa en la que está acompañado por Juan Andrés García, párroco de Torresoto y miembro activo del colectivo. Rivera se refiere a la previsión de las actuaciones previstas con cargo a la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (Eracis) para intervenciones en zonas desfavorecidas. La zona Sur de Jerez, donde residen más de 20.000 jerezanos y jerezanas, lleva décadas registrando niveles de paro y exclusión insoportables. En ella, así como en la zona Oeste y en Picadueñas, está prevista una inversión cercana a los ocho millones de euros para mejorar la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social.

¿Cambiará algo una vez se ejecuten estos fondos? La Coordinadora de la zona Sur Existe, que lleva 30 años viendo cómo llueven millones en la zona por su particular situación socioeconómica, lo duda. “No cambiará nada, es más de lo mismo”, insiste Rivera, quien asegura que el colectivo “no se siente representado” con las actuaciones previstas en el plan local presentado por el Ayuntamiento. La Eracis contempla una inversión que ronda los 170 millones de euros entre los años 2017 y 2022 para mejorar la calidad de vida de más de 914.000 personas en situación o riesgo de exclusión social en toda Andalucía, para lo que se han previsto más de 1.000 contrataciones en cuatro años del proyecto para incrementar los recursos humanos y mejorar la inserción sociolaboral de estas personas.

Un análisis elaborado por la Coordinadora Existe recoge que “el 22% del presupuesto quedará instrumentalizado económicamente, para ser mercantilizado en manos de entidades sociales. Esto supone una dependencia presupuestaria, que lejos de cuestionar las causas de la desigualdad, practicarán una política en la acción social, subsidiaria y poco exigente”. El colectivo cree que así “vuelve a evidenciarse la correlación de fuerzas entre una gestión pública deficitaria y su conexión con entidades sociales, que ocupan desde hace años nuevos roles en un negocio en torno al trabajo social”.

La coordinadora recuerda que la zona Sur fue reconocida —por el Ministerio de Fomento— en 1991 como territorio con necesidades de intervención, que la Junta de Andalucía la denominó zona zona con necesidades de transformación social y que 30 años de inversiones públicas después, las políticas han “fracasado”. “Las situaciones de pobreza se agravan en zonas del distrito sur o San Juan de Dios, con el 36,7% de los vecinos con ingresos inferiores a 426 euros”, lee Juan Andrés Ortega en un titular de prensa. “Hace 30 años, seguramente estarían igual, o puede que mejor”, lamenta. La coordinadora critica que “a nivel local al Ayuntamiento le interesa proyectar una imagen de desarrollo, de progreso, de prosperidad; sin embargo a nivel europeo les interesa reconocer la necesidad de mayor financiación económica ante su incapacidad para dignificar la vida de las personas con mayores dificultades”.

La Eracis tiene cuatro grandes ejes: desarrollo económico y sostenible; políticas públicas para el bienestar y la cohesión social; mejora del hábitat y la convivencia; y trabajo en red para la acción social comunitaria. Con cargo al primero, el Ayuntamiento prevé la contratación de 44 profesionales, a lo que se destinará un millón de euros, para acompañar a la población en su itinerario de inserción laboral, con especial atención a las personas titulares y beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción en Andalucía. La Coordinadora Existe entiende que “tanto el SAE, a través del Programa Andalucía Orienta, como en la Zona Sur, a través del centro de formación El Zagal; ya ofrecen servicios activos de empleo para responder, tanto a las necesidades formativas de las personas como servicios que potencien y faciliten la integración laboral”. “Además —añade—, en la zona Sur, también existe un programa similar subvencionado por la banca privada, que ejecutan CEAin y Adecosur, para la mejora de las condiciones y capacidades laborales de colectivos vulnerables”.

Existe llama la atención sobre estas actuaciones, ya que entiende que “se quiere invertir un millón de euros en profesionales para servicios que se supone que ya se prestan desde la Administración local y Junta de Andalucía”. El análisis del colectivo reseña que “desde el Ayuntamiento, no se hacen propuestas que innoven realmente en la generación de empleo, lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿Formar a las personas para qué?, ¿qué empleabilidad real tienen posteriormente estas personas?, ¿dónde están esos yacimientos de empleo que permitan la empleabilidad real?”. La coordinadora señala que, el 9 de marzo de 2019, el Ayuntamiento de Jerez aprobó una modificación presupuestaria de casi 3,8 millones de euros para “cubrir unos gastos de personal”, por lo que alerta de que de un millón de euros para contratar a 44 profesionales se pasa a destinar casi cuatro millones.

Antonio Rivera, durante la rueda de prensa. FOTO: MANU GARCÍA

En el segundo eje, el de políticas públicas para el bienestar y la cohesión social, hay actividades que ya se implantaron en la zona Sur —o que no funcionaron, como la Escuela de Padres y Madres—, y pone de ejemplo el Espacio zona Sur para jóvenes, la escuela de verano, el refuerzo educativo, la prevención en drogodependencias, la igualdad de género, el apoyo educativo fuera de horario escolar, actividades interculturales. “Son actividades de intervención que ya se suponen que se realizan, o bien a través de la carta de servicios de Acción Social del Ayuntamiento de Jerez, o bien a través de proyectos actuales que ejecuta Ceain en la Zona Sur a través de la banca privada”, recalcan. “La cuestión intrínseca a todo este tipo de actuaciones es su temporalidad. Además de la duplicidad manifiesta, este tipo de actividades desaparecen cuando finaliza la financiación de las mismas, evitando por tanto su continuidad en el tiempo”, se quejan.

“Para las actuaciones sobre la conservación y habilitabilidad del parque de viviendas existentes, Emuvijesa ya ofrece hasta ocho tipos de medidas para la rehabilitación de viviendas, ya sean de carácter: estatal, autonómica, infravivienda, adecuación funcional y recuperación de edificios desocupados”, reseña la coordinadora sobre otras de las actuaciones previstas con cargo al Eracis. “Para las medidas propuestas por el Ayuntamiento ante la prevención de desahucios, como de mediación con bancos y propietarios, ya existen servicios municipales habilitados a tales efectos. Por un lado, la Oficina de Intermediación Hipotecaria, para la información, asesoramiento y ayuda a familias jerezanas; por otra parte ya existe la Oficina Municipal de Intermediación de Desahucios (adscrita a Emuvijesa)”, recuerdan.

Con cargo al tercer eje del Eracis, de mejora del hábitat y la convivencia, el Ayuntamiento proyecta volver a intervenir en el Mercado de Abastos, en el Polideportivo de la Juventud y en el Parque de la Igualdad, aunque “no concreta las intervenciones urbanísticas en estos tres espacios”, apunta la Coordinadora Existe, que recuerda que el Mercado ya recibió dos importantes inversiones públicas con cargo al Plan Urban, de casi 750.000 euros. “Ahora vemos cómo se proyecta nuevamente más dinero público para un espacio absolutamente en desuso y sin posibilidades reales de proyección comercial por la competencia de las grandes superficies y el deterioro económico de la zona”, señalan.

“Desconocemos qué actuaciones se pretenden emprender en el Polideportivo de la Juventud. Huelga decir que para un proyecto de remodelación en este espacio el Ayuntamiento perdió la financiación a cargo del Plan Urban al no realizar las obras en más de siete años de aplicación de los fondos europeos. Un total de 1,6 millones de euros que los dos gobiernos municipales anteriores dejaron de invertir en la Zona Sur”, se quejan desde la coordinadora. “Es igualmente sangrante el hecho de que se vuelva a invertir dinero público en el Parque de la Igualdad, más aún cuando el Ayuntamiento no concreta ni las medidas a emprender ni garantiza su mantenimiento en el tiempo”, añade.

Juan Andrés Ortega, párroco de Torresoto, en rueda de prensa. FOTO: MANU GARCÍA

Existe cree que “es interesante la propuesta planificada en torno a la mediación y resolución de conflictos vecinales en el parque de viviendas residenciales protegidas, gestionadas por el Ayuntamiento de Jerez. Sin embargo, entendemos que debería ser un programa público permanente, con intervenciones directas y/o transversales”. En este eje también se prevé aumentar la presencia policial en la zona Sur, algo que no supone “ningún cambio estratégico respecto a la seguridad ciudadana”.

La participación vendida en el diseño, desarrollo y evaluación del Plan Local de Intervención le parece a Rivera, de nuevo “una auténtica tomadura de pelo”, ya que se ha realizado a través de la empresa privada Daleph, con un coste de 16.395 euros, por lo que “”no ha existido participación ciudadana directa”, que ha quedado “relegada a la recogida de necesidades y propuestas vía internet por esta empresa”. “¿Acaso el personal municipal carece de las competencias requeridas para el diseño del Plan? ¿No existe personal laboral municipal suficiente que tenemos que pagar casi 17.000 euros a una empresa externa?”, se pregunta Rivera, quien cree que “las intervenciones no van a profundizar en las causas estructurales que generan desigualdad, exclusión y vulnerabilidad en los territorios. Son propuestas más propias de una política social del entretenimiento”.

La Coordinadora Existe asegura, en relación al cuarto eje, el de trabajo en red e innovación en la intervención social comunitaria, que “resulta paradójico que dentro de un apartado que intenta garantizar el trabajo en red y la innovación en la intervención, solamente podamos constatar la falta de ésta”, ya que “ni existe realmente trabajo en red ante la duplicidad de intervenciones, ni mucho menos innovación en las propuestas presentadas por el Ayuntamiento”. “Trabajar en red no es sentar en un espacio patrocinado a técnicos, políticos y la ciudadanía que nos interesa”, remata el colectivo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído