Rubén León, el jerezano que hace las maletas para vivir del fútbol en China

despedida_san_martin
despedida_san_martin

De entrenar en el CD San Martín, de la Tercera Andaluza sevillana, a hacerlo en el gigante asiático, donde formará a escolares y a niños de una academia de Pekín.  

Reconoce que es la oportunidad que siempre ha estado esperando y que no puede dejarla pasar. Al jerezano Rubén León Rondán la vida está a punto de cambiarle a sus 37 años. Apasionado del fútbol desde que era solo un niño, comenzó a darle patadas a un balón en el extinto Safa, donde jugó hasta juveniles. Al trasladarse a Sevilla para estudiar la carrera, militó en varios conjuntos de la Preferente sevillana hasta que se retiró con 33 años en Dos Hermanas.

Sin embargo, el deporte rey nunca llegó a ser para él su modo de vida. Lo compatibilizó primero con los estudios de Económicas y Empresariales y posteriormente con su trabajo en una entidad bancaria. Luego se pasó a los banquillos. Se preparó para entrenador y aprobó los tres títulos que existen hoy día y que le permitirían entrenar incluso en Primera División. Sin embargo él se quedó un poco más abajo, en el CD San Martín, conjunto de Bollullos de la Mitación que milita en la Tercera Andaluza sevillana.

Tras una dura temporada 2016-17, marcada sobre todo por asuntos extradeportivos —“cuando llegué me encontré el club como un desierto, la estructura estaba destrozada”— y a punto de arrancar un nuevo año al frente del conjunto sevillano, recibía noticias de China. Semanas atrás había mandado su currículo a una empresa de aquel país, que buscaba entrenadores europeos para formar a los niños en edad escolar, dado que el fútbol es, desde hace unos años, una asignatura tan obligatoria como en España lo son las Matemáticas o la Literatura. Lo cierto es que tras superar tres entrevistas por videoconferencia, ha sido contratado junto a otros dos entrenadores españoles —un soriano y un valenciano— en principio por tres meses, aunque con muchas posibilidades de alargar su estancia diez meses más. Al buen salario del que disfrutará, se une el alojamiento y el transporte. Una oferta, por tanto, "irrechazable".Rubén, que dejará en España a su actual pareja —“que no quiere que me marche, como es lógico”—  y a los que han sido sus jugadores en el San Martín, a los que también echará de menos, reconoce la gran puerta que se le abre, conocedor de que el fútbol en China está en auge gracias al dinero que mueve y al esfuerzo del gobierno por potenciarlo desde la base, en los colegios, con el objetivo de que el país pueda convertirse en una gran potencia en unos años gracias a la contratación de profesionales europeos. “Sobre todo valoran las canteras de España y Alemania”, explica el jerezano, que reconoce que aun así, en Asia, no solo en China, tienen mucho trabajo por delante para convertirse en un continente con aspiraciones futboleras. “El problema que tienen es de concepto del juego, porque no han mamado el fútbol desde pequeños como nos pasa a nosotros. Se centran en la técnica, pero como no conocen el juego y tienen que competir, los países que conocen el fútbol se los comen. Tienen que vivir el fútbol de otra manera, pero para que ocurra eso tienen que pasar muchas décadas”.

Liado en estos días con toda la documentación necesaria para tramitar su visado, con el objetivo de estar en Pekín el 16 de septiembre, tiene esperanzas de que esta aventura en China le sirva para abrirse futuras puertas. “Es complicado, pero nunca se sabe”, señala ilusionado. De hecho, y aun salvando las distancias, ahí está el ejemplo de Paulinho, que ha firmado por el FC Barcelona este verano procedente del desconocido Guangzhou Evergrande. Desde luego, por fin verá cumplido su ilusión de vivir exclusivamente de lo que le gusta. Alternará las mañanas entrenando en un colegio con las tardes en una academia y entre medias, vivirá la aventura de estar en otro país, en otro continente, con costumbres muy diferentes a las occidentales. Y si las cosas se tuercen, no se vendrá abajo: “Si esto no me sale bien me buscaré la vida, pero uno tiene que apostar por uno mismo y ser feliz”. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído