"Revolución" en el corazón de Jerez: un recorrido por el centro histórico que viene

Después de tres años del comienzo del plan de regeneración impulsado por el Ayuntamiento, con diez millones de euros invertidos, la estrategia para recuperar intramuros alcanza el 80% de su ejecución. La inversión privada ha despertado a rebufo de la obra pública

"Revolución” en el corazón de Jerez. Cartel promocional del Museo de Lola Flores, colocado en la nave del Aceite, plaza de Belén; al fondo, las obras del Museo del Flamenco.
"Revolución” en el corazón de Jerez. Cartel promocional del Museo de Lola Flores, colocado en la nave del Aceite, plaza de Belén; al fondo, las obras del Museo del Flamenco. ESTEBAN

Recuperar y rehabilitar el casco histórico de Jerez ha sido misión imposible, o más bien, una tarea que se ha mirado con desdén desde prácticamente el inicio de los ayuntamientos democráticos en esta ciudad. Todos lo veían prioritario pero siempre se quedaba en una mera intención el objetivo de acometer un plan integral de recuperación.

De hecho, planes ha habido muchos, realidades, más bien pocas. Actuaciones aisladas, aspirando a los pretéritos Plan Urban de la UE, débil intención política y presupuestaria… proyectos faraónicos que no contaron con respaldado decidido supramunicipal, caso de la Ciudad del Flamenco... Hasta ahora, rehabilitar un espacio de suma importancia para la ciudad no ha sido materia preferente pese al valor añadido que supone en recuperación social y económica de una zona totalmente deprimida que más parecía un ‘derribo’ que la zona más noble de Jerez.

"Revolución” en el corazón de Jerez. El delegado de Urbanismo junto al director de Planificación, en la plaza Belén, señalando el edificio adquirido para hotel..   ESTEBAN
El delegado de Urbanismo junto al director de Planificación, en la plaza Belén, señalando el edificio adquirido para hotel.   ESTEBAN

El actual gobierno municipal emprendió hace tres años un plan de regeneración en el que ya se han invertido unos 10 millones de euros con el objetivo de recuperar y resanar con obra pública las zonas más humilladas del Jerez medieval. A día de hoy, esa estrategia alcanza el 80% en su cumplimiento. Mucho papel, buenas intenciones y poco ladrillo ha sido la constante cada vez que se tocaba el casco histórico, que, en todas las ciudades longevas en historia, es el espacio donde se interpreta el pasado de la ciudad y las diferentes culturas que la han moldeado. Jerez aspira a ser Capital Europea de la Cultura en 2031. Evidentemente, el urbanismo y la esencia de la ciudad, que radica en su zona más noble, es un factor determinante para poder alcanzar el reconocimiento. "Jerez aspira a eso, pero también a ser la capital de las inversiones; y en eso estamos”, comenta el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, en un paseo por el intramuros jerezano.

Su planteamiento se basa en que la mejora del urbanismo y de los equipamientos, “atrae la inversión privada, como se está produciendo en el centro histórico: rehabilitación de viviendas para uso residencial, hoteles, apartamentos turísticos, locales comerciales…. todo contribuye a revitalizar este espacio”. El cálculo de inmuebles que se reparten por el perímetro intramuros asciende a unas 1.800 fincas catalogadas en sus tres niveles.

“Ha comenzado la revolución de la recuperación del centro histórico con un plan de regeneración que tuvo su punto de inflexión con la recuperación de la plaza de Belén, un plan de acción, recalco acción, de inversiones que ya se visualiza en torno a San Juan de los Caballeros, Juana de Dios Lacoste, Salvador Allende, el Arroyo, Chapinería-El Carmen, Corredera, Angustias… a lo que se sumará todo el entorno de la plaza del Mercado y San Mateo”, proclama el delegado. Uno de los problemas con el que se enfrenta toda esta estrategia son las construcciones, prácticamente ruinosas, de propiedad privada, que precisan de un procedimiento expropiador que en algunos casos puede dilatarse en el tiempo.

Epatado actual de la plaza de Belén convertida en un espacio diáfano para el esparcimiento.   ESTEBAN
Estado actual de la plaza de Belén convertida en un espacio diáfano para el esparcimiento.   ESTEBAN

Aligerar y abaratar los procedimientos públicos es un factor que ayuda al inversor privado. Benito García Morán, director de Planeamiento en la Delegación Municipal de Urbanismo, adelanta que en breve se aprobará una normativa nueva, “que aligerará los procedimientos, pero sobre todo restará incertidumbres al inversor”. Se trata de una modificación de la normativa que atañe el centro histórico: "Se aclaran conceptos, actualiza normas desfasadas… con el objetivo de que el que vaya ha rehabilitar sepa lo que tiene que hacer y no le dé miedo comprar una finca; el comprador nos envía un informe, lo estudiamos y averiguamos qué es lo que se tiene que proteger y lo que no".

José Antonio Díaz asegura que actualmente es importante el ritmo de concesión de licencias para rehabilitación en el casco antiguo o casos de “procedimientos de venta forzosa”, y agrega que “por simpatía con la inversión pública se está produciendo una importante inversión privada, algo que vemos en la Comisión de Patrimonio donde constantemente nos llegan proyectos de rehabilitación que ponen en valor el centro histórico”.

Restos de los que fue de un elemento arquitectónico, original de los suizos Herzog & de Meuron, del proyecto Ciudad del Flamenco.    ESTEBAN
Restos de los que fue de un elemento arquitectónico, original de los suizos Herzog & de Meuron, del proyecto Ciudad del Flamenco.    ESTEBAN 

Esta “revolución” está interesando a otros municipios que desean conocer los procedimiento que se aplican para acometer esta rehabilitación como el de venta forzosa: “Somos un Ayuntamiento referente en este procedimiento; una herramienta que parte desde la valentía y la voluntad”, subraya el delegado que, al hilo de esa puesta en valor, añade otro plus: la iluminación singular repartida por calles, monumentos y edificios civiles y religiosos.

García Morán sentencia que “el valor del casco histórico son sus edificaciones; si lo tiramos todo y hacemos vivienda nueva, nos cargamos su esencia”. Pone como ejemplo que, gracias a esta asistencia técnica, en una casa adquirida por un particular se ha descubierto una arquería mudéjar, “el valor añadido es tremendo y el propietario está feliz con este descubrimiento”. “El centro histórico de Jerez es único, no hablemos mal de él; vivir en él tiene un plus frente a hacerlo en el extrarradio”, manifiesta el director del planeamiento urbanístico. La ‘turistificación’ del casco antiguo de Jerez no se produce, “hace ya mucho tiempo que la gente dejó de vivir aquí, por lo que no existe ese mal que está echando a sus habitantes”.

In feble situado en plaza Belén, de titularidad privada, que será rehabilitado como espacio comercial.    ESTEBAN
Inmueble situado en plaza Belén, de titularidad privada, que será rehabilitado como espacio comercial.    ESTEBAN

Plaza de Belén

Este enclave se convierte en el epicentro de una zona donde los espacios museísticos y de ocio deben coadyuvar al renacimiento social y económico de un espacio que va más allá de los limites de la plaza. Recordar que el equipamiento que hoy existe dio solución a un terrano donde se proyectó la Ciudad del Flamenco y que con el paso del tiempo quedó “para las ratas y los hierbajos”. Su reforma costó un millón de euros y sobre el que se proyectan algunas mejoras. De forma paralela, desde lo privado, se une la reconversión de la casa-palacio, que cierra la plaza antes de llegar a San Lucas, en un hotel; otro edificio en rehabilitación cuyo destino puede ser comercial y otro posible museo de arte contemporáneo en un inmueble en el mismo lugar; inversiones en un espacio que se presume será el eje de la transformación social, económica y turística del casco antiguo.

Acceso principal a la Nave del Aceite, futura entrada al museo de Lola Flores.   ESTEBAN
Acceso principal a la Nave del Aceite, futura entrada al museo de Lola Flores.   ESTEBAN

Nave del Aceite, plaza de Belén: Museo de Lola Flores

Este edificio, que fue la sede de una peña flamenca, la Buena Gente —ahora en las antiguas oficinas de Domecq en la cercana plaza Basurto—, y que se constituyó en lo primero que se visualizó del malogrado proyecto de la Ciudad del Flamenco, será la sede del museo dedicado a Lola Flores. Se encuentra en la fase de idear el concepto museístico y definición del contenido. Esto se está desarrollando desde el Ayuntamiento en coordinación con la familia de la artista. La obra en su exterior e interior está terminada y la inauguración se espera para enero de 2023, cuando se cumplan 100 años del nacimiento de la inmortal Faraona.

Cartel de la obra del Museo del Flamenco, con la torre del Carmen al fondo.    ESTEBAN
Cartel de la obra del Museo del Flamenco, con la torre del Carmen al fondo.    ESTEBAN

Plaza de Belén: Museo del Flamenco

Este equipamiento está a cargo de la Junta de Andalucía, tras obtener el Ayuntamiento jerezano la concesión de este equipamiento mediante un proyecto presentado con los fondos ITI. “Tuvo una máxima evaluación positiva gracias al proyecto del Ayuntamiento cuyas bases son el contenido cultural y la esencia flamenca de Jerez y Andalucía”, destaca Díaz. Este museo se concibe a escala andaluza y tiene la consideración en importancia y trascendencia al Museo Picasso de Málaga. Integrará fondos del Centro Andaluz del Documentación del Flamenco, que dejará el Palacio Pemartín, cuyo futuro uso aún es una incógnita.

José Antonio Díaz frente al inmueble que será el Tablao, zona comercial y de restauración frente al Museo de Lola Flores.   ESTEBAN
José Antonio Díaz frente al inmueble que será el Tablao, zona comercial y de restauración frente al Museo de Lola Flores.   ESTEBAN

Plaza de Belén: El Tablao

Este edificio se localiza frente a la Nave del Aceite. Se trata de un centro cultural y comercial que promueve el Ayuntamiento con el objetivo de complementar el Museo de Lola Flores y el del Flamenco. Se denomina El Tablao porque contendrá uno, ademas de zona comercial, tabanco y restauración. “Para el visitante será un aliciente más en este entorno didáctico en el que no todo debe ser museístico”, aclara el delegado. A día de hoy está en obras.  

Las obras en la calle José Luis Díez, en el marco del saneamiento del Arroyo, pleno centro histórico de Jerez
Las obras en la calle José Luis Díez y Arroyo antes de la Semana Santa.

Eje José Luis Díez-Arroyo

A finales de este año habrán concluido estas obras que reordenarán urbanísticamente esta calle y la plaza, con una mejora del entorno, eliminando barreras arquitectónicas. Tanto el acerado como la calzada serán de plataforma única, recuperando el adoquinado e instalando nuevas zonas verdes. Además, el edificio de la antigua comisaría de Policía, antes el palacio de los Condes de Puerto Hermoso, propiedad del Ministerio del Interior, ya se ha adjudicado para una actividad nueva, como lo será un inmueble que linda con la Casa del Deán que se convertirá en hotel. José Luis Díez y el Arroyo se transformará en un vistoso acceso principal al casco antiguo.

La alcaldesa en la reapertura del callejón de las Siete Revueltas, en San Juan de los Caballeros.
La alcaldesa, de visita en la reapertura del callejón de las Siete Revueltas, en San Juan de los Caballeros.    MANU GARCÍA

Entorno de San Juan de los Caballeros

Las obras están en la última fase tras una primera que dejó el templo sin edificios adheridos a sus paramentos. La plaza Melgarejo y la calle San Juan, ahora culminándose los trabajos, rematan el proyecto para esta zona. Esta intervención se complementa con las obras iniciadas en la calle Juana de Dios Lacoste y las de la plaza Salvador Allende, cuyo proyecto se ha aprobado.

Interior de la Sala Tabanco del Duque, cuyas obras de rehabilitación han concluido. En la imagen, la alcaldesa y otros responsables municipales en la visita de este jueves.
Interior de la Sala Tabanco del Duque. En la imagen, la alcaldesa y otros responsables municipales.    MANU GARCÍA

Calle Juana de Dios Lacoste: Tabanco del Duque

Se trata de un nuevo equipamiento, recuperado con fondos europeos, que será una sala cultural polivalente. Se trata de un  inmueble de 1800 en el que han aparecido restos constructivos del siglo XV. Fue un conocido lugar de encuentro de poetas y músicos en el pasado. Supone una inversión de más de 430.000 euros con cargo a los fondos europeos de la Edusi. El Tabanco del Duque se inserta en el eje viario que parte desde las calles Chapinería y Carmen, ya remodeladas, transcurre por Juana de Dios Lacoste, en obras, hasta llegar al entorno de la iglesia de San Juan de los Caballeros.

Calle Juana de Dios Lacoste cortada al tráfico por las obras iniciadas.   ESTEBAN
Calle Juana de Dios Lacoste cortada al tráfico por las obras iniciadas.   ESTEBAN

Plaza del Mercado y muralla

Descubrir restos de la muralla que sigan la antigua línea defensiva de la ciudad, parte de la cual ya se puede ver en la calle Muro, para lo que se expropiarán dos inmuebles. Se complementa con el desarrollo urbanístico de la calle Cordobeses, con nuevas zonas verdes y viviendas de uso residencial. La guinda de este pastel para completar este viario es la plaza el Mercado: nueva urbanización y pavimentación, manteniéndose el adoquín. En la plaza y sus cercanías se localizan bodegas singulares, una de ellas Tradición que incluye una pinacoteca visitable; nuevas viviendas en calle San Blas y, además, el Museo Arqueológico localizado el mismo Mercado.   

Lienzo de la muralla con el monumento a Cabeza de Vaca, en calle Ancha, bajo el efecto de la iluminación singular.   MANU GARCÍA
Lienzo de la muralla con el monumento a Cabeza de Vaca, en calle Ancha, bajo el efecto de la iluminación singular.    MANU GARCÍA

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído