ruiz-mateos_entierro_boyer
ruiz-mateos_entierro_boyer

El fallecimiento de José María Ruiz-Mateos nos hace echar la vista atrás y repasar la trayectoria de un empresario que destacó durante toda su vida por protagonizar muchos momentos peculiares. Su controvertida gestión empresarial estuvo marcada también por algunos episodios, por qué no decirlo, bochornosos. El enfrentamiento que mantuvo con el Gobierno de Felipe González, que expropió Rumasa, hizo que montara varios shows mediáticos a final de los 80 y principios de los 90. Aquí repasamos algunos de los más sonados.

Ruiz-Mateos, Boyer y el célebre "¡Que te pego, leche!" 

El que fuera ministro de Economía y Hacienda con Felipe González, Miguel Boyer, vio cómo el empresario le propinaba un puñetazo a su entrada a los juzgados durante el litigio que mantuvieron tras la expropiación de Rumasa. "Que te pego, leche", la famosa frase que pronunció Ruiz-Mateos al golpear al ministro, forma ya parte de la historia de España.

Del "que te pego" al "que te atrapo"

El empresario no dudó en sacar rédito de su affaire con Boyer, con el que tuvo varios encontronazos. Adaptando su famoso "que te pego leche", protagonizó un anuncio de bombones.

"Superman es justiciero" 

"Superman es justiciero y como aquí la justicia no existe he llamado por teléfono a América a mi amigo Clark Kent y le he dicho hombre, ayúdame". Caracterizado como el personaje de ficción, José María Ruiz-Mateos se presentó antes los juzgados para protestar por la expropación de Rumasa. Era el año 1997.

El 'entierro' de Boyer 

Además de Superman, Ruiz-Mateos le cogió el gusto a los disfraces y llegó a hacer apariciones públicas vestido de presidiario, con un capote –con el logo de Rumasa– e incluso llegó a simular el entierro de Boyer, sobre el que cargó su ira por expropiar su imperio. 

"Mujer, vótanos; Hombre, vótanos"

Llegó hasta a fundar un partido político después de su paso por la cárcel. La denominada Agrupación Ruiz-Mateos logró representación en el Parlamento Europeo en 1989. Una vez más, volvió a explotar su frase más famosa adaptándola a las circunstancias: "Que me votéis, leche". Con este eslogan y una campaña en la apostaba por "el pleno empleo", consiguió dos eurodiputados. "Mujer, vótanos; Hombre, vótanos". Más de 600.000 personas lo hicieron. Luego, volvió a concurrir con esta marca en las municipales de 1991, las generales de 1993 y las europeas de 1994, aunque con menos suerte.

"Te vas a enterar bribón"

Tras la caída de Rumasa, no desistió y creó Nueva Rumasa. Nada menos que 16.000 trabajadores tenía en el conglomerado de empresas, entre las que se encontraban algunas tan conocidas como Clesa, Garvey, Trapa o Dhul. Para esta última hasta protagonizó anuncios. "Te vas a enterar bribón", se le escucha decir antes de marcar de penalti vestido con la equipación del Rayo Vallecano, equipo que presidió su esposa, Teresa Rivero, primera mujer en presidir un club de fútbol en España.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído