¿Qué significan las flores que han brotado en el intramuros de Jerez?

El artista floral Javier Varela, de la floristería Enea, pone en marcha su proyecto 'Umbral', con el que quiere "embellecer" puntos abandonados del centro histórico

La puerta del palacio Riquelme, llena de claveles.
La puerta del palacio Riquelme, llena de claveles.

Los vecinos del centro histórico, concretamente los que rondan la plaza del Mercado de Jerez, se han encontrado en la mañana de este martes con una agradable sorpresa. En los maceteros del entorno han hallado multitud de claveles, así como en la puerta del palacio Riquelme. En total, más de 15.000 flores que buscan aportar “belleza” a un lugar abandonado.

Con esta acción, la primera de las cinco que quiere llevar a cabo hasta el próximo 24 de junio, el florista Javier Varela quiere reivindicar la belleza del centro histórico y llamar la atención sobre su abandono. Una vez concluya el proyecto, al que ha llamado Umbral, porque esta palabra representa "el comienzo de algo, el principio de todo, de algo nuevo", Varela revelará el fin de la acción y cerrará el círculo, aunque de momento prefiere mantener la incógnita.

El palacio Riquelme, una joya arquitectónica del siglo XVI, y una excelente muestra según los historiadores del arte del plateresco andaluz, lleva años sufriendo un abandono que provoca un derrumbe tras otro. Su declaración como Bien de Interés Cultural se llegó a tramitar y figura inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, pero lleva años esperando una nueva vida. Quizás por eso, por ser "icono" del abandono del centro histórico, Varela ha empezado su acción aquí.

Acción floral en la plaza del Mercado de Jerez.
Acción floral en la plaza del Mercado de Jerez.

"Me gusta mucho el centro y veo su abandono", comenta el florista cuando atiende a lavozdelsur.es. "Es un proyecto que nace de la necesidad de hacer una acción artística para reivindicar que entre todos lo podemos arreglar", añade. "Al final se descubrirá todo", adelanta Varela, que se guarda el misterio para la traca final. "El último día se repetirá esta primera acción y hablará una con la otra", dice. 

El próximo jueves, 3 de junio, tendrá lugar la siguiente acción, en otra zona del centro histórico. Este proyecto, "muy personal", comprende la "fusión de dos pasiones" para el florista Javier Varela, dueño de la floristería Enea, como son el centro histórico de Jerez y las flores. Con la acción, busca sorprender a los vecinos, que la han acogido muy bien. "Al principio no sabía lo que era, pero el barrio está contento", cuenta Varela, que desmonta el decorado cuando pasa un tiempo prudencial.

Acción floral en la plaza del Mercado de Jerez.
Claveles colocados en la plaza Belén como parte del proyecto 'Umbral'. 

El ansiado renacer del centro histórico que anhela el florista que está detrás de Umbral, que ha comenzado en el palacio Riquelme, al que considera un "icono" del abandono que sufre la zona, impulsa esta acción. Para conocer el resto de localizaciones habrá que esperar. "No tengo fecha fija, dependo de mi trabajo y lo quiero hacer por sorpresa", anuncia.

Con estos 15.000 claveles naturales, que financia de su bolsillo, empieza Umbral, un proyecto que ejecuta por su "cuenta y riesgo", y con el que quiere "llamar la atención" y reivindicar la mejora del centro. La plaza del Mercado marca el inicio. El final, en el lugar que escoja Varela, será interactivo. "La gente tendrá que cruzar un umbral", anuncia. El resto, cuando llegue su momento. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído