img_9883_copia
img_9883_copia

García-Pelayo, que se autoproclama alcaldesa durante una comparecencia ante los medios, vuelve a criticar con dureza a PSOE, Ganemos e IU, a los que tacha de "perdedores" y defiende que el PP sea el partido que gobierne al ser la lista más votada.

Se acabaron las buenas maneras y el tender una mano al diálogo. María José García-Pelayo, que conforme pasan los días y se acerca el 13 de junio ve peligrar cada vez más la alcaldía, se ha querido despachar a gusto esta mañana volviendo a criticar con dureza a PSOE, Ganemos e IU, a los que ha vuelto a tachar de “perdedores” y a los que acusa de querer gobernar por su “ambición desmesurada por acaparar el poder”. 

Lo hacía, además, diez días después de su última comparecencia pública. Fue el 25 de mayo, horas después de una noche electoral en la que el PP ganaba las elecciones pero perdiendo su mayoría absoluta. En ese lunes post elecciones, García-Pelayo hablaba de “diálogo” con el resto de formaciones. Hoy volvía a endurecer el tono para cargar contra la oposición y para volver a defender el derecho que, entiende, tiene su partido a gobernar por ser la lista más votada. 

Es más, en un arrebato, llegó a sentenciar no sólo que se considera alcaldesa, sino que “yo soy la alcaldesa de esta ciudad”. Eso sí, lo de que lo es en funciones se le olvidó mencionarlo.

Sus reproches y sus palabras podían dar a entender un cierto tono de despedida, y aunque afirmó que “no damos todo por perdido”, indicó que “contra la ambición desmesurada hay poco que se pueda hacer. Si hay tres partidos políticos que quieran pactar, poco podemos hacer. Lo que no vamos es a entrar en mercadeo, Jerez me merece mucho respeto para entrar en ese mercadeo y cambio de cromos”.

Escurriendo el bulto

Igualmente aprovechó la alcaldesa en funciones para escurrir el bulto en lo relacionado a la posibilidad de que los trabajadores municipales tengan problemas a la hora de cobrar a partir de agosto. Da igual que, como publicó este medio esta semana, Tesorería, en su informe trimestral, haya asegurado que el retraso en el plazo medio de pago a proveedores ha crecido un 71% desde enero y que se han dejado de pagar cuotas bancarias por 1,6 millones, entrando en mora. O que el PP deja un Consistorio sin Presupuesto para el presente ejercicio y sin Cuenta General de 2014 aprobada. Para Pelayo es más fácil echar las culpas al posible gobierno de izquierda que se puede formar. “Si se hace un pacto de gobierno entre las fuerzas perdedores no sé a qué clase de compromiso económico van a llegar entre ellos, y tampoco sé qué clase de credibilidad le van a dar a las entidades financieras. El trabajo no es fruto de un día y eso se tiene que trabajar para lograrlo y no sé si un gobierno en minoría en manos de Podemos sería capaz de ganarse la confianza y la credibilidad de los agentes económicos y sociales, las entidades financieras y de los principales proveedores financieros”.

Porque además, Pelayo tiene claro que Jerez no tiene futuro si no es con el PP en la alcaldía. “Lo que estamos es en una situación en la que el gobierno puede caer nuevamente en manos de los que nos llevaron a la ruina. Estos años han sido duros para este gobierno y para la ciudad, pero no se merece que vuelva a la ruina después de conseguir paz social, involucrar a los agentes económicos y sociales y a los ciudadanos”. Poco le importa, por tanto, que durante su mandato se haya ejecutado un ERE arbitrario o que se privatizara el agua pública para males de los ciudadanos, que comprueban cómo reciben un peor servicio pagando más, sin olvidar además que la venta no ha supuesto un respiro para las maltrechas arcas municipales.

Justifica su pacto en 2003

Por otro lado, García-Pelayo justificó el pacto que en 2003, siendo la tercera fuerza más votada por detrás de PSA y PSOE, la llevó a ser alcaldesa, algo que ahora critica con fuerza si se formara un acuerdo entre PSOE, Ganemos e IU. Así, aunque reconoció que “desde que en 2005 dejé el Ayuntamiento ya dije que había aprendido la lección y que los pactos de gobierno no son buenos”, lo justifica en que “gustase más o menos garantizaba la estabilidad del gobierno en la ciudad, porque se conseguía que hubiera un gobierno de 14 concejales”. Parece que olvida que ese “pacto del odio” y de “perdedores” que tanto criticaba el pasado 25 de mayo también forma 14 concejales, algo que por otra parte, diez días después, parece difícil que se produzca ante las dudas de Ganemos a pactar con los socialistas.

Por eso, la propia Pelayo aprovechó, otra vez, para cargar contra estos dos partidos. “Lo que ofrece el partido socialista es un gobierno en minoría y un acuerdo de gobernabilidad que no entraría a formar parte del gobierno y que tendría que llegar a acuerdos puntuales. Jerez, gobernado por 7 concejales cuando hacen falta 14, me parecería un auténtico disparate, además de entregar el gobierno a Podemos, porque estaría el gobierno secuestrado permanentemente con otra fuerza política”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído