Pelayo sube el sueldo a los chóferes de los autobuses tras colocarlos en el Ayuntamiento

articulos-240158-300x211
articulos-240158-300x211

(EXCLUSIVA LVDS Jerez) El gobierno local renegocia a capricho el convenio de la plantilla del transporte urbano tras integrarla en la empresa municipal Comujesa y también le devuelve los pagos por días de asuntos propios y rebaja la jornada laboral en media hora. La Ley exige congelación salarial a los empleados públicos y 37,5 horas semanales.

Un mes después de concluir el secuestro de la concesión y de pasar a ser gestionados directamente por el Ayuntamiento, los trabajadores del transporte urbano han renegociado al alza el convenio que regula sus condiciones laborales. Según ha podido saber LVDS Jerez, la alcaldesa, María José García-Pelayo, ha aprobado una subida de sueldo de un 3%, les abonará el 100% de cinco días de asuntos propios y, además, les reduce la jornada laboral media hora sin reducción salarial. Una vez que la plantilla fue absorbida hace alrededor de un mes por la empresa municipal Comujesa, el convenio colectivo tenía que ser renegociado tal y como se pactó en febrero del pasado 2013.

En torno a centenar y medio de trabajadores, como ya adelantó esta plataforma digital, mantendrán un generoso convenio al margen de la plantilla municipal, con lo que su situación laboral no estará regulada por la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que el PP aprobó para los trabajadores del Ayuntamiento, ni tampoco tendrá efecto sobre ellos los sucesivos recortes sociales a los que se le ha sometido a ésta en lo que va de legislatura. La excusa de ser una sociedad municipal tampoco es demasiado convincente, ya que entre otras cosas se están llevando a cabo absorciones del personal tras la liquidación de las más significativas empresas locales. En el caso de estos empleados públicos, en cambio, sí tendrán que adaptarse a las condiciones laborales y sociales que imperan en el Consistorio.

Durante el secuestro de la concesión que tenía Urbanos Amarillos la plantilla se bajó el sueldo un 6 por ciento, se aumentó media hora diaria la jornada y se eliminaron los días de asuntos propios. Ahora el gobierno municipal ha decidido subirles el sueldo, concederles 5 días de asuntos propios pagados y rebajarles la jornada laboral. Sorprendentemente, tanto el aumento salarial como la reducción de jornada no son medidas permitidas legalmente. Si la ley de Presupuestos obliga a la congelación salarial de los empleados del sector público, otra de sus disposiciones impide reducir la jornada a menos de 37,5 horas a la semana. Hasta febrero del pasado año la plantilla de autobuses percibía un salario medio en torno a los 37.000 euros brutos anuales.

Tras un primer tercio de legislatura acosada por las huelgas y los conflictos laborales, especialmente con los autobuses que llegaron a alcanzar las 12 semanas de huelga consecutivas, la alcaldesa Pelayo no tuvo más remedio que ceder a las pretensiones de la plantilla en contra del propio criterio del equipo de gobierno popular, que incluso encargó informes para desaconsejar la gestión directa del servicio.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído