Inicio-obras-carril-bici-07.jpg
Inicio-obras-carril-bici-07.jpg

Medidas desesperadas para situaciones desesperadas. Tras cuatro planes de ajuste, un ERE para 260 empleados, recortes en todos los servicios públicos y la privatización de Aguas de Jerez, la alcaldesa María José García-Pelayo quiere ahora seguir congraciándose con la sufrida plantilla municipal a las puertas de su reválida en las municipales. Desde la nómina de este mismo mes, según ha podido saber La Voz del Sur, las nóminas de una parte muy importante de la plantilla municipal verán un plus adicional de 180 euros. ¿Con qué argumento? La recuperación del viejo plus de pantalla, que en estos años han llegado a percibir empleados que ni tan siquiera trabajaban frente a un ordenador.

Fuentes municipales aseguran que el reparto de este nuevo plus "será totalmente arbitrario", al igual que las productividades que piensan modificarse en otros trabajadores para equilibrar el incremento en el gasto de personal. Desde el verano pasado, el gobierno municipal ha ido reponiendo pluses sociales a la plantilla del Ayuntamiento que suprimió apenas un año y medio antes. Como ya publicó en su día este medio, el plan pasaba, como apremiaba la CGT -sindicato mayoritario-, por introducir a través del concepto de productividad el pago de pluses como el de ‘absentismo’, que básicamente premia al trabajador municipal por acudir a su puesto de trabajo. Solo este concepto supone más de 1,6 millones de euros al año. Al menos eso dijo la propia Pelayo cuando en septiembre de 2012 ordenó suprimir dicho plus junto al resto de ayudas sociales a la plantilla. "Están vinculados a privilegios que actualmente no puede asumir el Ayuntamiento", aseguraba. E iba más allá: "Este Ayuntamiento ya no puede contar con una VISA porque ha caducado, sólo podemos contar con los ingresos que aportan los ciudadanos, por lo que debemos garantizarles que se están dando los pasos para que cada vez tengan servicios de mejor calidad".

Ahora, en cambio, en la recta final de la legislatura y con malas previsiones electorales, Pelayo ha decidido tirar la casa por la ventana, coincidiendo además la decisión con el proceso de elecciones sindicales en el Ayuntamiento, lo que desde ya ha sido interpretado por determinados sindicatos con representación municipal como una "maniobra para reforzar a la CGT ante las elecciones de laborales, a la vista del bajón de esta central en las de funcionarios". Sea como fuere, el importe de este plus de pantalla antes de eliminarlo estaba cifrado en 1.368.000 euros, una cantidad que el PP piensa seguir repartiendo con discrecionalidad entre los trabajadores municipales.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído