"¿Para qué pagamos licencias y seguros si se permite que la gente aparque donde quiera?"

Uno de los aparcamientos cercanos al Real de la Feria del Caballos.
Uno de los aparcamientos cercanos al Real de la Feria del Caballos.

Ya lo advirtió el jefe de la Policía Local, para enfado del concejal de Ganemos Jerez, Santiago Sánchez: durante la semana de Feria es imposible controlar los aparcamientos de vehículos en lugares que durante el año es inimaginable que se produzcan. Y así ha vuelto a ser llegada la fiesta en el Hontoria. Centenares de vehículos aparcados en las aceras de calles cercanas al Hontoria como Rafael Alberti, o el entorno de El Pelirón. Este año, incluso, el Ayuntamiento ha permitido el aparcamiento en línea en la calle Pablo Neruda, al más puro estilo "si no puedes con tu enemigo, únete a él".

Esta situación hace que muchos aparcacoches —la mayoría de fuera de Jerez— hagan su agosto, cobrando la voluntad a todos aquellos que acuden en coche a la Feria, para desesperación de los que han pagado sus respectivos seguros y licencias por montar aparcamientos en parcelas municipales en los alrededores del recinto ferial. "Ayer hicimos 18 euros de caja, cobrando a dos euros el aparcamiento. Hoy estamos pensando en cobrar a 1,5 porque es el día de los cacharritos. Pero es que no hay derecho a que no se controle más el tema por parte de la Policía. ¿Para qué pagamos licencias y seguros?", denuncia Miguel Oviedo, presidente del colectivo de parados de Jerez, que trabaja un aparcamiento vigilado en la calle Ana Maria Sabido, a escasos 300 metros del parque González Hontoria. "El Ayuntamiento se comprometió incluso a ponernos luz y ni eso".

Si bien la grúa municipal está actuando en algunos puntos, donde los vehículos aparcados dificultan la movilidad o el tráfico, hay aceras donde es imposible que un peatón pueda andar con normalidad —y ni mucho menos personas con movilidad reducida—, como la de la calle Rafael Alberti.

Suciedad en la calles del entorno de la Feria

De otro lado, vecinos del entorno de la Feria, caso de la avenida Olimpiada —frente por frente a los cacharritos y lugar obligado de paso de miles de personas durante la fiesta— denuncian una menor presencia de barrenderos y camiones de Urbaser. "Otros años pasaban temprano y baldeaban las calles, pero es que ahora no se los ve", denuncian vecinos a lavozdelsur.es, algunos de los cuales se ven obligados a tener que limpirar sus aceras de vasos, botellas y demás suciedad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído