"No hay palabras para agradecer tanto apoyo"

Facebook_video_214158782722892-214158782722892

Apenas han pasado tres semanas, pero la vida de Aitor Palomeque y la de sus padres ha dado un giro de 180 grados. El pasado 3 de mayo, un conductor ebrio y drogado realizaba un giro indebido en la jerezana Cuesta de la Chaparra, chocando contra la motocicleta donde viajaban el niño, de nueve años, y su padre Andrés. El golpe fue a parar a la pierna izquierda del menor, que quedó muy maltrecha. “Todo pasó en un flash. Yo iba dirección arriba, y él iba muy rápido hacia abajo. Yo estaba en el semáforo, se puso en verde, inicié la marcha, y él, cuando entró en dirección hacia el Arroyo, se vino para nosotros. Pudo esquivar un coche que había delante, pero no a nosotros”, rememora Andrés, casi 20 días después, en el Hospital Puerta del Mar, de Cádiz, donde sigue ingresado su hijo.

[video width="480" height="848" mp4="https://www.lavozdelsur.es/uploads/static/lavozdelsur/uploads/2018/05/Facebook_video_214160346056069-214160346056069.mp4"][/video]

El fuerte impacto obligó a los médicos a operar de urgencia al pequeño Aitor, futbolista del equipo bejamín del Marianistas. Primero se le intervino para estabilizarle los huesos, después se hizo necesario amputarle parte de la pierna izquierda, perdiendo prácticamente una cuarta parte del fémur y el pie. Al conocerse la noticia a través de los medios de comunicación, el mundo del fútbol base jerezano, primero, y el del fútbol profesional, después, se ha volcado con el pequeño y su familia. En Facebook se creó una página que ha ido canalizando los vídeos y las muestras de apoyo hacia Aitor. “No tengo palabras para dar las gracias a todos los que nos están apoyando”, señala su padre, que regenta un pequeño bar en la barriada de La Granja que, a consecuencia del accidente de su hijo, ha tenido que desatender.

[video width="480" height="848" mp4="https://www.lavozdelsur.es/uploads/static/lavozdelsur/uploads/2018/05/Facebook_video_214172866054817-214172866054817.mp4"][/video]

Gran parte de culpa de toda esta marea solidaria la tiene el trebujenero Sebastián Herrera, muy conocido en la provincia de Cádiz por su paso por clubes como Cádiz, Xerez o Racing Portuense, además de otros tantos del fútbol base. Ojeador en los últimos años del Barça y del Real Madrid, un cáncer le ha dejado sentado en el banquillo, aunque sigue colaborando con el club blanco, además de dar todo lo que puede para ayudar a los jóvenes que quieren ser futbolistas o que han sufrido un gran revés. Primero se volcó con José Antonio Garrido, un niño con leucemia de la localidad onubense de Gibraleón y posteriormente, sin dejar de lado al primero, también se ha unido a la causa de Aitor.

[video width="848" height="480" mp4="https://www.lavozdelsur.es/uploads/static/lavozdelsur/uploads/2018/05/Facebook_video_214158782722892-214158782722892.mp4"][/video]

“Conocía a los padres, porque a su hermano mayor lo tenía en la Fundación del Real Madrid. A raíz del accidente colgué su historia en Facebook y ya todo ha sido incontrolable”, señala Herrera. Efectivamente, las muestras de cariño han sido incontables, incluso de futbolistas en activo como Joaquín (Betis), Salvi (Cádiz), David Soria y Nolito (Sevilla), Pepe Reina (Nápoles), Fontás (Celta de Vigo) o Lucas Vázquez (Real Madrid), y otros ya retirados como Kiko Narváez o Fernando Morientes, han querido darle su apoyo en estos duros momentos.

[video width="848" height="480" mp4="https://www.lavozdelsur.es/uploads/static/lavozdelsur/uploads/2018/05/Facebook_video_214171406054963-214171406054963.mp4"][/video]

Lamentablemente, la situación del joven Aitor sigue siendo difícil. Desde este pasado fin de semana está teniendo problemas de riego sanguíneo en su pierna afectada y los médicos, ante el riesgo de gangrena, están sopesando intervenirlo de nuevo para amputarle por encima de la rodilla, algo que sería un palo tanto para él como para su familia. “Hay una prótesis deportiva que cuesta entre 70.000 y 80.000 euros y estábamos en conversaciones con futbolistas de élite para que ayudaran a pagarla. Pero si le tienen que amputar a media altura del fémur, ya hablaríamos de otra cosa”, señala Sebastián Herrera, que ya estaba movilizándose para conseguir que Aitor pudiera volver a jugar al fútbol y que ahora reconoce estar afectado ante las últimas noticias.

Por su parte, el responsable del accidente permanece ingresado en prisión provisional, donde podría permanecer hasta que se celebre el juicio, algo que, por contra, está intentado evitar su abogado, que ya ha pedido su puesta en libertad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído