Multa de 500 euros a una jerezana por tardar en recoger la caca de su perro: “Es surrealista”

Gema estaba hablando por teléfono y no se percató de que su perro había defecado en el césped de una zona de El Almendral. La Policial Local le avisó y ella recogió las heces como de costumbre, sin embargo, la sancionó por no hacerlo de inmediato

Denuncia por tardar en recoger la caca de su perro en El Almendral, Jerez.
Denuncia por tardar en recoger la caca de su perro en El Almendral, Jerez.

Un día como otro cualquiera Gema paseaba tranquilamente con su perro por la avenida de la Comedia de Jerez, en el barrio de El Almendral, zona en la que reside. De pronto, su teléfono móvil sonó y atendió a la llamada sin percatarse de que su perro se había dirigido al césped para hacer sus necesidades.

“Estaba hablando por teléfono de espaldas a él y no me di cuenta, la verdad”, reconoce la jerezana, que inesperadamente se topó con dos agentes de la Policía Local. “Me vinieron dos de paisanos y me pusieron la placa en la cara, tuve que dejar de hablar por teléfono pensando que había pasado algo en la calle y me iban a preguntar”, explica.

Pero para su sorpresa el policía le acusó de no haber recogido la caca de su perro y le pidió la documentación. “Dime donde está que yo la recojo ahora mismo”, fueron las palabras que respondió a la autoridad, y efectivamente, eso hizo. Gema siempre ha sido muy prudente y nunca ha dejado de recoger las heces de su mascota, sin embargo, el despiste le jugó una mala pasada.

Al cabo del tiempo, la jerezana recibió una sanción por “la tenencia de un perro defecando en la vía pública sin proceder a su inmediata recogida”, así lo especifica el documento al que ha tenido acceso lavozdelsur.es.

Gema se pregunta quién mide esa tardanza, “parece que el policía esperó para ponerme la multa y poder decir que yo había tardado, si ves que se ha hecho caca el perro acércate”, expresa la mujer que además, cuando leyó con detenimiento el informe vio que le solicitaban entre 75 y 500 euros. “Creo que no es legal que me inviten a hacer un pago de algo que yo no sé la cantidad”, dice la vecina, que llamó por teléfono a la Administración y mandó un escrito a Medio Ambiente para conocer el importe exacto, sin respuesta.

Hace dos días Gema recibió una resolución que indicaba una multa de 500 euros. “Primero te tienen que enviar una propuesta de resolución, que a mí no me la han dado porque se supone que al no hacer alegaciones me considero culpable”, detalla la jerezana que por su experiencia alega que “parece que está hecho exclusivamente para que si te cogen te multen hagas lo que hagas”.

A Gema le requieren el máximo, “es un fraude, una sanción que va de 75 a 500 euros tiene que ser proporcional a lo que tú has hecho, no puede ser igual que yo sea reincidente a que no lo sea, que me haya negado o no a recogerla o que haya repartido la caca por toda la calle, tendrá que ser un porcentaje”.

La vecina no da crédito de lo que le ha pasado y admite que nunca había escuchado un caso similar, por ello se adentró en internet para informarse sobre las leyes. “Por tardar en recoger la caca, 500 euros, por esa tontería, no es ni por no recogerla, porque por eso no me pueden multar porque la recogí, es surrealista”, sostiene con indignación.

Al recibir la sanción llamó por teléfono a la Administración y cuando preguntó el motivo por el que le habían otorgado la cuantía máxima le comunicaron que “todas las sanciones que contengan la palabra "caca, defecación o heces" de perros son 500”. Según la dueña, “es totalmente aleatorio y no es proporcional, si hay que pagar una multa habrá que pagarla, punto, tendré que estar más atenta cuando cague el perro, pero es la desproporcionalidad con el hecho, eso es solamente un afán recaudatorio”.

Gema solo reclama que le pongan “la multa que sea acorde con lo que ha pasado” y en los próximos 15 días, el plazo establecido para alegaciones, pondrá de manifiesto que “se están cargando el principio de proporcionalidad que es obligatorio en las administraciones del Estado cuando ponen una sanción administrativa”.

Para ella, resulta complicado pagar el importe ya que su sustento para vivir es de 436 euros, la ayuda que recibe por su edad (55). “No puedo pagarlo, de donde voy a sacar los 500, me quedo yo sin dar de comer a mis hijos durante dos meses, es un despropósito”, comenta la mujer que reconoce su falta pero solicita una multa proporcionada ya que está convencida que a otros infractores por otras acciones más graves les piden menos cantidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído