Guarderia la casita
Guarderia la casita

Padres de menores matriculados en el centro infantil cuya propietaria fue detenida la semana pasada empiezan "a atar cabos" tras notarles en casa "comportamientos raros".

“Después de saber lo que ha pasado, en mi casa ya hemos empezado a atar cabos”. Son palabras de uno de los padres de la guardería La Casita, cuya propietaria fue detenida el pasado miércoles acusada de maltrato físico y psíquico a los niños del centro, tras la reunión mantenida con otros padres y representantes de la Unión de Consumidores en la tarde de este lunes.

El motivo de este encuentro no era otro que el de despejar dudas y plantear la posibilidad de presentar una denuncia a título particular aparte de la que presente el ministerio fiscal. En la reunión salió a relucir el tema de las grabaciones y audios que la extrabajadora de la guardería presentó a la Policía como principal prueba incriminatoria. En las mismas aparecerían hasta siete niños que, supuestamente, recibieron tratos vejatorios como ser insultados, golpeados con juguetes en la cabeza o amenazados con recibir un duchazo. A este respecto, uno de los padres ha señalado a este medio que, tras conocer el contenido de las grabaciones, ya empieza a explicarse algunos comportamientos extraños de su hijo. “Cuando lo vamos a duchar le tiene un miedo terrible a la pera de la ducha”.

Otro padre afirma que ha sido informado por la Policía de que su hijo es uno de los que aparece en las grabaciones, si bien aún no ha podido verlas, por lo que afirma que tanto él como su mujer están inquietos. Al igual que otros padres, afirma que empieza a relacionar algunas conductas “raras” de su hijo. “Algunos días llegaba a casa muerto de sed, y ya por último ha estado tres semanas vomitando”.

Otros hablan de haber encontrado en sus hijos “moratones” y “arañazos”, y aunque en un primer momento imaginaban que podían deberse a daños producidos al jugar con sus compañeros, ahora ya no saben qué pensar.

Natalia Rojo, abogada y secretaria general de la Unión de Consumidores de Cádiz-Jerez, explica que durante la reunión también han acudido otros padres de niños que en su día estuvieron en La Casita y que por entonces presentaban episodios de “miedo, problemas de comportamiento o terrores nocturnos”, los cuales desaparecieron tras abandonar la guardería. De hecho, Rojo afirma que algunos padres les han comunicado que hace 10 años la Junta de Andalucía ya recibió una primera queja contra el centro, si bien desde la Unión de Consumidores señalan que tienen que terminar de analizar si estas declaraciones son "cien por cien veraces".

El mayor problema que se les ha presentado ahora a los padres es el de encontrar un nuevo centro para matricular a sus hijos, ya que muchos han decidido retirarlos de la guardería. Tanto los centros privados como los públicos están al completo, por lo que la Unión de Consumidores se ha ofrecido a mediar con la Junta para que estudie la manera de que puedan matricularse en centros públicos de manera transitoria hasta final de curso.

En cuanto a lo de presentar una demanda conjunta, todavía está en el aire. Los padres que tienen constancia por las grabaciones de que sus hijos fueron maltratados sí están por la labor, mientras que algunos de los que no lo saben no tienen claro el meterse en un pleito con todo lo que ello conlleva, teniendo en cuenta además que el proceso judicial se antoja largo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído