Alumnas del grado de Educación Infantil pintan y restauran los muros del Luis Vives.

Adiós a los muros feos, grises, y castigados por el deterioro, al menos en el CEIP Luis Vives. Esta es la meta que se han propuesto las alumnas del grado de Educación Infantil que actualmente se encuentran en el último curso de carrera. Un grupo compuesto por cinco chicas conscientes de la importancia que el entorno tiene en el desarrollo de los pequeños, creen que el alumnado se merece un espacio que les haga sentirse felices, y pertenecientes a ese espacio. Por esta razón intentan ejecutar en este colegio el proyecto educativo Pintamos los sueños. Consiste en un aprendizaje y servicio (APS) que trata de en encontrar las máximas redes de colaboración posibles.

El Luis Vives tiene en el patio un muro dividido en once espacios. Gran parte se encuentra bastante deteriorado y quieren mejorar su aspecto “porque el alumnado se merece estar en un centro acogedor”. Para llevar a cabo el ambicioso proyecto necesitan la colaboración de familiares y de la ciudadanía en general. “Pueden donar pintura o material que tengan en casa y también necesitamos voluntarios que quieran ayudarnos en en el colegio”. Aunque es muy complicado acabarlo en junio como desean, tienen la suerte de contar con la ayuda de la Escuela de Arte. También esperan que de una forma u otra el Ayuntamiento contribuya en esta iniciativa al igual que lo ha hecho en otra ocasión con compañeros que han puesto en práctica APS con otros fines. En este sentido son optimistas ya que el mantenimiento de estos centros corre a cargo del Consistorio.

En un principio contemplan la posibilidad de que una de las temáticas sea familiar, para que también se impliquen los padres y madres del alumnado. La idea es que los niños del Luis Vives dibujen cómo se imaginan ellos sus muros y que se sientan incluidos en el proyecto y que el resto esté dedicado a lo los voluntarios de la Escuela de Arte decidan.

La iniciativa arrancó a principios del mes de abril y hasta ahora han recibido poco material. Con el fin de conseguirlo pondrán en marcha una campaña en el Campus de Puerto Real. Cualquier material, pintura que se tenga en casa puede servir. “La tutora nos dijo que frenáramos. No es fácil los muros tienen dibujos, hay que restaurarlos, lijarlos… Si no lo acabamos en junio con la ayuda de la Escuela de Arte, lo harán alumnos de 2º de bachillerato”, cuenta la jerezana Araceli Márquez, una de las alumnas que forma parte del proyecto Pintamos los sueños.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído