javierfergo_jlvillanueva_01.jpg
javierfergo_jlvillanueva_01.jpg

Juan Luis Sánchez Villanueva ha ofrecido una conferencia bajo el título 'Una visión panorámica de la historia de la educación en Jerez durante la época contemporánea'.

Uno de los aspectos que caracterizó a la educación en Jerez en el siglo XIX y gran parte del siglo XX fue la falta “grandísima” de plazas escolares lo que acarreaba que los chicos se quedasen en la calle. Los niños de las familias obreras trabajaban o gamberreaban. Mientras, los hijos de las familias pudientes iban a colegios de pago, o bien, contaban con un profesor particular, “el ayo”. Algunos de ellos vivían en la casa de los propios alumnos como sucedía en familias de tradición bodeguera.

Así lo ha destacado probablemente el mayor experto en este ámbito, el historiador Juan Luis Sánchez Villanueva, en la conferencia ofrecida bajo el título Una visión panorámica de la historia de la educación en Jerez durante la época contemporánea, incluida en el ciclo Difusión Patrimonio Histórico. Documental: El espejo de la Memoria, que organiza el Archivo Municipal. El historiador cuenta que un hecho que propició este tipo de docencia "a domicilio" fue la exclaustración, a partir de la cual muchos curas se dedicaron a impartir clases en los hogares. Uno de ellos muy famoso fue Juan Ramos, el maestro de los hijos de Miguel Ponce de León, que hoy tiene una calle en la ciudad con su nombre.

No es la primera vez que ofrece una charla sobre las particularidades de la educación del siglo XIX. Una de las preguntas que suelen realizarle es qué materias estudiaban entonces esos maestros que además de leer y escribir enseñaban a cómo comportarse y saber estar. Sin embargo, él llama la atención sobre las diferencias del sistema educativo en cuanto al género. “Entre la primera escuela pública de niños y la primera para niñas transcurren 74 años”. No es de extrañar por tanto que en su tesis La educación primaria en Jerez durante el siglo XIX haya destinado un apartado especial a la educación de las niñas y a las maestras de la época. La Ley de educación de 1838 no obligaba a los ayuntamientos, que eran los que tenían esta responsabilidad, a crear escuelas para ellas, para los niños sí”. La siguiente, aprobada en 1857 y vigente hasta 1971, “no varía mucho de la anterior, solo lo determinaba obligatorio una vez superado cierto número de habitantes”.

Hoy día no queda rastro ni secuelas de esa educación en Jerez. Advierte de que un hándicap del sistema educativo en la actualidad es que el profesorado no sólo enseña, “tiene que ser mediador de conflictos, solucionar los problemas de alimentación de chavales... es decir se tienen que preocupar de cuestiones que no solo de la enseñanza”, mientras antes solo debía preocuparse de impartir su materia. Este experto reconoce cierto desencanto en el ámbito educativo del presente. “Los continuos cambios de gobierno me crean gran confusión. Me estoy desintoxicando de las leyes educativas actuales aprobadas en los últimos años”, afirma Sánchez Villanueva. No obstante, subraya que la enseñanza ha mejorado de forma considerable, principalmente, porque se ha universalizado la educación primaria. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído