Manuel Mateo Callealta, el jerezano de la CNT que quería ser boxeador y murió fusilado en el 36

El Ayuntamiento va a colocar en la vía pública hasta 20 placas para recordar a las personas represaliadas de la dictadura

Un momento del acto en recuerdo de Manuel Mateo Callealta, en el barrio de San Miguel.
Un momento del acto en recuerdo de Manuel Mateo Callealta, en el barrio de San Miguel. INMA PARRA

Una placa en la calle Duende, en el barrio de San Miguel, recuerda desde este lunes a Manuel Mateo Callealta, miembro del sindicato CNT y asesinado por este motivo el 7 de septiembre de 1936. El Ayuntamiento, a través de la Delegación de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico, la ha colocado para recuperar su memoria.

El rótulo, ubicado junto al que fue el domicilio de Mateo Callealta, se ha descubierto en un acto, al que han asistido familiares del trabajador represaliado,  el delegado de Cultura, Francisco Camas, los portavoces de los grupos municipales Adelante Jerez y Ganemos Jerez, Raúl Ruiz-Berdejo y Kika González, miembros del sindicato CNT y de la Asociación de Familiares y Amigos por la Recuperación de la Memoria Histórica de Jerez y la Comarca, así como de la Oficina Municipal de Memoria Democrática.

Manuel Mateo Callealta nació en Cádiz el 29 de diciembre de 1910. Trabajó como cerrajero y como dependiente de la tienda de ultramarinos conocida como viuda de Marcano en la calle Latorre. Perteneció al sindicato CNT y después del levantamiento militar fue denunciado por el dueño del comercio en el que estaba empleado, siendo detenido y asesinado en el cuartel de la calle Taxdirt el 7 de septiembre de 1936. Fue boxeador amateur, e iba a representar a la provincia en las clasificatorias para la Olimpiada Popular de Barcelona 1936.

Captura de pantalla 2021 12 20 a las 17.22.19
Un momento del acto.  INMA PARRA

El Ayuntamiento va a colocar en la vía pública hasta 20 placas para recordar a las personas represaliadas de la dictadura. Esta iniciativa de la Oficina Municipal de Memoria Democrática se realiza con el objetivo de mantener vivo el recuerdo a todas estas víctimas.

Hasta este momento se habían colocado otros cuatro rótulos dedicados a otras tantas personas: Manuel de la Calle Camas, en la calle Empedrada, número 20; a Antonio Ruiz Terán, en la calle Rodrigo León, número 4; a Miguel García Román 'el Niño de los Nardos', en la calle Rodrigo León, número 3 y a María Hormigo Reina, en el Angostillo del Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Todas estas placas se han ubicado en lugares emblemáticos como el nacimiento, o el domicilio donde vivieron las víctimas, en base al estudio de la documentación existente y de los listados de personas asesinadas que se han venido recuperando en las últimas décadas.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído