reportaje_subasta_medina_01
reportaje_subasta_medina_01

Un boceto de Goya, con un precio de salida de 60.000 euros sale a subasta el 9 de julio en Jerez de la mano de Medina Subastas. En toda España hay un total de 19 salas de subasta, de las cuales sólo dos se encuentran en la mitad sur de España, entre ellas la jerezana. Uno de sus socios asegura: "Quien compra pujando se engancha porque es luchar contra los demás y contra uno mismo".

Comenzaron su andadura en plena crisis hace dos años. Agustín Medina y Enrique Moraza, socios de Medina Subastas. En este tiempo han celebrado 7 subastas, pero sin duda esta última prevista para el próximo 9 de julio en el Hotel Tryp será la más emocionante. Los pujantes pelearán por un boceto de Francisco de Goya, que sale a subasta con un precio de 60.000 euros. “Creo que debería venderse como mínimo en 300.000 euros, pero el mercado varía mucho y no puedo dar garantías siquiera de que se vaya a vender”, afirma Medina arriesgándose porque, como dice, “no quiere vender la piel del oso antes de cazarlo”, pese a que reconoce que hay mucha gente interesada, “pero puede que al final no se venda y que se quintuplique el precio de ‘San José con el niño’, de J. Jiménez Aranda, por ejemplo”.

‘Boceto para varias obras’, de óleo sobre lienzo, ha llegado a Jerez después de un año y diez meses de intensas negociaciones, aunque siempre ha estado cerca. Los propietarios y ahora cedentes son descendientes de un pariente de Sebastián Martínez y Pérez, afamado comerciante que acogió al pintor en su casa durante el retiro en Cádiz del artista a raíz de una grave enfermedad que le provocó su sordera. “La familia ha confiado en nosotros a raíz de nuestra trayectoria, nuestra formalidad, cómo nos hemos implantado en el mercado porque todo lo hemos hecho a pequeña escala, pero nos han dicho que no tenemos que envidiarle a las salas grandes y eso nos honra”.

Una de las tareas de Medina y Moraza es investigar sobre el origen y la autenticidad del género, aunque en este caso no ha sido muy complicado ya que la obra está certificada. Además fue analizada. El boceto recoge una secuencia del cuadro 'El 2 de mayo de 1808 en Madrid' o 'La carga de los mamelucos' y muestra similitudes en su ejecución con el boceto para el citado cuadro del Museo del Prado. Se trata de una recreación posterior a la que Goya incorpora la Reina María Luisa de Parma, esposa de Carlos IV.

"Quien compra pujando se engancha porque es luchar contra los demás y contra uno mismo"

A priori puede parecer que hoy en día es difícil vender lotes (artículos que salen a subasta), sin embargo, lo más complicado es llenar la tienda. “Hay mercado, sólo que se trata de un sector muy distinto, de 200 personas que entran en la tienda, 198 sólo lo hacen por curiosidad”, explica Medina. Para celebrar una subasta reúnen como mínimo 300 lotes entre los que pueden encontrarse artículos de diferentes gamas, no sólo elitistas, algunos tienen un precio de salida de 10 euros, aunque no se venden todos. "Quien compra pujando se engancha porque es luchar contra los demás y contra uno mismo", manifiesta.

Desde los 13 años Agustín Medina se había dedicado a la joyería con su tío. Diseñaba y fabricaba joyas. Estudió Gemología en Madrid. “Con la crisis nadie compraba joyas y mucho menos las reparaban. Al contrario lo que querían y quieren es deshacerse de lo que tienen”, cuenta. De ahí que se haya ‘reciclado’ y con 32 años, junto a su socio haya montado la primera casa de subastas del sur de España, en Jerez. “Es un trabajo apasionante. Primero debes investigar y verificar las piezas o el género que te traigan y después resulta muy emocionante la incertidumbre, el no saber si se venderá y cuál será su precio final”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído