Jerez acoge una concentración contra los cortes de luz a las familias sin recursos. El Ayuntamiento no apaga la iluminación de los edificios públicos.

Un apagón a medias. El acto celebrado en Jerez, al mismo tiempo que en otras 60 ciudades del país, contra los cortes de luz a las familias sin recursos y las tarifas abusivas de las compañías eléctricas, se queda en el nombre. La idea era que el Ayuntamiento colaborara con la causa y apagara las luces de los edificios públicos, de siete a ocho de la noche, pero el decorado navideño de la fachada del Consistorio lució en todo su esplendor durante el acto.

“Mamen apaga la luz”, gritaron los manifestantes, que también lo solicitaron por escrito ante el registro municipal, aunque no se apagaron. Los participantes en la concentración, miembros de partidos como IU, Podemos y la agrupación de electores Ganemos, de organizaciones como Facua, Ecologistas en Acción, Ustea, Attac, Anticapitalistas, la federación de vecinos Solidaridad, Marea Joven y de sindicatos como CCOO y UGT, sostienen pancartas con el lema: “No a las tarifas abusivas y a los cortes de luz a personas sin recursos”. También se encienden velas, simbolizando el gesto que realizan las familias que se quedan sin electricidad por no poder pagar los recibos.

“¿Que van a bajar la electricidad? A mí me cambiaron el recibo una vez y fue al contrario, me subió”, comenta una señora incrédula a una amiga, presentes en la concentración. Y tiene razón. El recibo de la luz se ha encarecido un 25% en los últimos seis meses y “las grandes compañías se niegan sistemáticamente a realizar una auditoría que permita determinar los costes reales de la producción eléctrica”, recoge el manifiesto del acto, que señala que “las tres mayores eléctricas —Endesa, Iberdrola y Gas Natural— se han embolsado más de 56.000 millones de euros en beneficios desde el inicio de la crisis, mientras sostienen una deuda millonaria con la ciudadanía”.

“Desde el estallido de la crisis en 2007 la pobreza energética se ha convertido en uno de los principales problemas sociales y económicos en España”, lee una adolescente de la Marea Joven del manifiesto del acto, que en redes sociales se difunde con la etiqueta #Apagón21D. “Siete millones de personas tienen dificultades para pagar la factura de la luz y más de cinco millones se quedarán sin calefacción durante este invierno”, abunda. “Aunque cada año mueren en España más personas por falta de suministros en sus hogares que por accidentes de tráfico, los afectados por la pobreza energética siguen siendo invisibles”.

Las citadas compañías cobraron ilegalmente, entre 1998 y 2006, más de 3.500 millones de dinero público en concepto de Costes de Transición a la Competencia (CTC), por lo que los manifestantes piden a las administraciones que no dejen sin luz a familias que no puedan costear los recibos, que se apruebe una tarifa asequible regulada por el Gobierno, que se sustituya el bono social por una tarifa de cuantía reducida para las familias con bajos niveles de renta, que se analice el precio real de las tarifas eléctricas y que se aplique el IVA superreducido para la electricidad y se pase del 21% actual al 4%.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído