Lola Flores y la virgen de Fátima de gira por Jerez

"Después de visitar el cuartel de caballería Fernando Primo de Rivera, la visita de la virgen al sanatorio de Santa Rosalía fue de una emoción indescriptible"

1
1

La Virgen de Fátima giró visita a Jerez en 1950 mientras que, en cartelera, Lola Flores cantaba Manolita la primera en el teatro Villamarta. En abril de 2017 el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, dirigió una carta a toda su feligresía diciéndole que se organizaba una especie de jubileo de adoración a la Virgen de Fátima y que el papa daría bulas a quienes rezaran mucho a dicha virgen. Como en la Baja Edad Media, y tomando como antecedente la peregrinación de la estatua de esa virgen por Andalucía que organizó el franquista Cardenal Segura en 1950-1951, Juan José Asenjo mantiene a día de hoy un espíritu milagrero y de religiosidad antigua con una imagen salvífica que en momentos de fuerte crisis dé la impresión de que alivia y ayuda en algo. El actual papa Francisco visitó Fátima en mayo de 2017, con lo que esta historia sigue pero que muy viva en la cúpula de la iglesia.

Pero, vayamos a la historia de 1950. Aunque antes, para quien quiera entrar en el contexto de la situación, sugiero: ver el vídeo de la iglesia católica española dando, en 1948, cobertura moral y baño de masas al régimen franquista, de la mano del general Moscardó y de Carmen Polo de Franco, o informarse sobre la virgen de Fátima de gira, también en 1948, por Huelva o por Alcalá de Guadaíra en 1950.

Efectivamente, en 12 de diciembre de 1950 nos encontramos esta peregrina noticia en el ABC de Sevilla: “Jerez recibe a la Virgen de Fátima. Procedente de Espera, ha sido traída a Jerez la imagen de Nuestra Señora de Fátima, que por iniciativa del cardenal Segura viene recorriendo todos los pueblos de la archidiócesis. La ciudad entera ha dispersado (sic) un cariñoso recibimiento a dicha milagrosa imagen, que hizo su entrada triunfal por la avenida que lleva su nombre, siendo recibida por las autoridades y millares de personas. A su entrada en Jerez, fue llevada la imagen al cuartel de Infantería Nuestra Señora de la Cabeza, y después a la avenida de la Virgen de Fátima, donde por el alcalde se procedió a descorrer la cortinilla de la cartela de mosaicos que conmemora la primera visita de la imagen a Jerez. Organizose después una grandiosa comitiva para trasladar la imagen a la Colegiata…”.

La primera parada de la virgen en Jerez no fue muy espiritual que digamos, pues, procedente de Espera, descansó en un cuartel, el de artillería antiaérea, a las órdenes del comandante de la plaza militar Ignacio Muñoz Aycuéns. Por su parte, las autoridades eclesiásticas y civiles, más "el gentío" (y "masa enfervorizada" según expresiones usadas en la oportuna crónica por el periódico falangista Ayer, publicado en Jerez en forma de diario), esperaban en la plaza del Mamelón. Manuel González de la Peña y Juan P. de Domecq y Díez parecen ser las dos personas más destacadas en la comisión organizadora de Jerez que ayudó a traer a la virgen de Fátima.

La prensa, henchida de espíritu evangelizador, describe: "El coadjutor de Santiago, don Francisco Castell, que actuaba de preste, entonó una salve que fue cantada por la multitud allí congregada y seguidamente el teniente de alcalde señor Crévola procedió a descorrer la cortinilla con los colores nacionales que cubría una cartela de mosaicos, en la que aparece una descripción dedicando la plaza del Mamelón a la Santísima Virgen de Fátima, en conmemoración a su primera visita a nuestra ciudad, en cuyo solemne momento la Banda Municipal dejó oír los majestuosos acordes del Himno Nacional”.

A continuación, la imagen fue llevada a la iglesia Colegial, donde un sacerdote tomó la palabra y, además de recordar que era la segunda vez que la imagen venía a Jerez, expuso “en breve resumen el espectáculo grandioso registrado a su paso por los pueblos de la Archidiócesis y detalles emotivos de su visita en cada uno de ellos, relatando los milagros prodigiosos obrados por la Señora, pues no ha habido día sin que se haya registrado una cura milagrosa o la conversión de algún penitente...”.

Luego de estos portentos el secretario municipal leyó los acuerdos que la ciudad había tomado al respecto y el alcalde accidental, sr. Crévola, "leyó la fórmula de consagración de la ciudad al Sagrado Corazón de María, que el gentío allí aglomerado siguió con profundo fervor". Y ojo porque "los fieles contemplaban curiosos y admirados a las palomas que figuran a los pies de la imagen que revoloteaban asustadizas para volver a posarse sumisas en torno a la milagrosa imagen”.

Al día siguiente estaban previstos una serie de actos, entre otros la bendición de enfermos en el sanatorio de Santa Rosalía: “A las doce bendición de enfermos en el Sanatorio de Santa Rosalía, a donde podrán ser llevados todos aquellos que lo deseen. Por dolencias ligeras no debe acercarse nadie a recibir la bendición. Los enfermos impedidos deberán asistir el mayor número posible...”.

Después de visitar el cuartel de caballería Fernando Primo de Rivera, “la visita de la virgen al sanatorio de Santa Rosalía fue de una emoción indescriptible. A más de los lisiaditos que reciben la celosa asistencia de los Hermanos de San Juan de Dios, hallábanse allí en sus camillas muchos otros enfermos que habían sido llevados con los debidos cuidados”. La virgen también visitó a los enfermos en el hospital municipal de Santa Isabel, bajo la atenta mirada, en representación municipal, de Antonio Porro Guerrero, hermano del falangista Fernando Porro Guerrero (autor este de José Antonio y la milicia). Allí: "La religiosa comitiva recorrió todas las salas recibiendo los enfermos uno por uno la bendición y la visita de la celestial Señora, poseídos todos del más profundo fervor, en escena de ruegos y oraciones que conmovió profundamente a cuantos la presenciaron y que se prolongó durante más de media hora”.

ABC de Sevilla, en 13 de diciembre ofrecía esta breve y evocadora crónica de la despedida de la virgen en Jerez: “Los actos de hoy en honor de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima comenzaron con un rosario de la aurora, que culminó en la Colegiata, celebrándose una misa que ofició el abad don Pedro Riaño, con asistencia de millares de devotos. Después tuvo lugar la visita de la imagen a los conventos de clausura y centros benéficos, registrándose en todos ellos escenas de profunda emoción, especialmente en el Sanatorio de Santa Rosalía y el en el hospital de Sana Isabel, donde recibieron los enfermos la bendición eucarística. Próximamente a las seis de la tarde se organizó una procesión magna para acompañar a la imagen desde el convento de Santo Domingo a las afueras de la ciudad para continuar su peregrinación al Puerto de Santa María, congregándose en la Alameda Fortún de Torres una ingente multitud que tributó a la milagrosa imagen una entusiasta y fervorosa despedida”.

Esta visita de la virgen de Fátima a Jerez fue vivida por la población como un acontecimiento religioso muy especial, pero, lo que son las cosas, coincidió exactamente con la representación en el Villamarta de La maravilla errante, un espectáculo de Manolo Caracol y Lola Flores donde ésta cantaba Manolita la primera. Fue estrenada en el Teatro Calderón en abril de 1950.

Quizás Lola Flores, en ese momento, casi sin darse cuenta, canturreaba en esa canción el verdadero sentir mayoritario del pueblo, que tenía mucho más que ver con la humilde necesidad de comer que con el adoctrinamiento visceral que la iglesia de aquellas fechas practicaba con "el gentío" y la "enfervorecida masa": “...Mírala que apeguigá de aca y pa'ya de to' se entera./ Que en Sevilla, y en Graná' y hasta Jerez de la Frontera./ Donde hay papas aliñás meterá la cuchará / parrapán, parrapín, parrapán./ Manolita la primera./ Aunque nunca se la invite, yo no sé de qué manera/ cuando hay fiesta Manolita se emborracha a la primera./ La primera en los banquetes ella trinca, corta y raja./ Y se come lo de siete con tres platos de ventaja.” (Resto de la letrilla, aquí).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído