Las Tres Caídas afronta la rehabilitación de San Lucas, propiedad del Obispado y declarado BIC por la Junta

Gracias al impulso de la hermandad, con sede en este templo, podrán afrontarse actuaciones de consolidación de un santuario al que cada año acuden miles de devotos y que desde hace tres décadas tiene especial protección como Bien de Interés Cultural

Campanario de San Lucas, en una imagen de archivo.
Campanario de San Lucas, en una imagen de archivo.

El santuario de San Lucas será sometido a obras de rehabilitación que afectarán principalmente a su torre campanario. Afrontadas por la Hermandad de las Tres Caídas, que tiene en este templo su sede, las actuaciones vienen "avaladas" por el Obispado de Asidonia-Jerez, propietario del inmueble. Esta joya del patrimonio jerezana, declarada BIC hace treinta años por la Junta de Andalucía, deberá ser consolidada de emergencia por el colectivo cofrade, cuando la responsabilidad recae en el propietario del santuario y también la administración autonómica encargada de velar por su especial protección. Monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo de Asidonia-Jerez, ha presidido la presentación de las obras que afrontará la hermandad en su sede del Santuario Diocesano del Señor San Lucas en cuanto disponga de los correspondientes permisos de Ayuntamiento de Jerez y Junta de Andalucía.

La torre campanario de este singular templo, ubicado en el casco histórico de Jerez y que constituye uno de los primeros elevados en la ciudad, es la principal destinataria de estos trabajos que, con un plazo de ejecución previsto de ocho meses, dirigirá el arquitecto Miguel Ángel López Barba.

Con la actuación se pretende la eliminación de elementos metálicos corroídos, arreglo de campanas y restauración de la escalera de madera existente. También se acometerá el resanado de parte de la cubierta, concretamente en el lado izquierdo según se contempla la portada, que permitirá eliminar filtraciones que ya han afectado a la decoración de escayola del siglo XVII.

La limpieza de la fachada principal y lateral, a fin de eliminar capas de pintura recientes, y posterior tratamiento de protección completarán estos trabajos para cuya financiación la conocida cofradía del Miércoles Santo jerezano ya tiene en marcha diversas iniciativas entre las que han sido igualmente presentadas una cena benéfica el 10 de noviembre y una zambomba el 22 de diciembre.

Estos trabajos, han confirmado desde el Obispado, no afectarán a la hermandad en el transcurso diario de su actividad, así como a la apertura para las visitas a las imágenes titulares que cada lunes se produce durante todo el año. Tampoco ha de entorpecer, según todos los indicios, la salida de la cofradía en el mencionado día de la Semana Santa desde su sede canónica pese a que ésta se encontrara ya inmersa en estas obras.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído