La edil Ana Fernández se muestra "muy contenta" porque cree que "ha imperado la democracia y la libertad de expresión”, y espera ahora quitarse el estigma de ser "la niña de Pemán".

El ‘caso Pemán’ queda archivado. La concejal Ana Fernández, de IU, ya respira tranquila. No lo hacía desde que llamó “fascista”, “misógino” y “asesino” al escritor gaditano en el primer pleno ordinario de la legislatura, en un punto en el que defendía la retirada de su busto del Teatro Villamarta. La familia de José María Pemán se querelló contra ella, y tras no llegar a un acuerdo en el acto de conciliación, formalizaron la denuncia que, finalmente, queda archivada y, el caso, sobreseído.

“Estoy muy contenta, tanto yo como la plataforma por la Memoria Democrática, IU y Unidad Popular, porque creemos que ha imperado la democracia y la libertad de expresión”, sostiene Ana Fernández, en declaraciones a lavozdelsur.es. La edil considera que, pese a que el proceso por el que ha pasado “no ha sido plato de buen gusto”, ha sacado algunos aspectos positivos, como que “mucha gente a nivel nacional haya podido conocer la cara oculta de Pemán”.

El archivo del caso, asegura, incluso la ha llegado a “sorprender”, ya que aunque esperaba que así fuera, no descartaba llevarse una "sorpresa": “Viendo lo de los titiriteros me podía esperar cualquier cosa”, sostiene Fernández, que aún así confiaba en que “iba a prevalecer la lógica, la coherencia y la justicia”.

Es la magistrada María Emma Ortega, del Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez, quien considera que existe "falta de legitimación activa de los querellantes", según publica infoLibre. "El ofendido por las expresiones vertidas es el fallecido, sin que sea posible apreciar que deben considerarse ofendidos los hijos porque implícitamente se les está llamando hijos de asesino o hijos de fascista", apunta la magistrada en el auto al que ha tenido acceso el citado diario.

La concejal, afirma, seguirá “luchando” y “defendiendo la democracia y la libertad de expresión”. Ahora, una vez archivada la querella, espera quitarse el estigma de ser “la niña de Pemán”. “Espero que ahora se empiece a ver desde otra perspectiva el trabajo que hace el grupo municipal de IU, que es mucho”, apunta. La defensa de la memoria histórica, en la que enmarca el desarrollo del ‘caso Pemán’, es “un pilar base de nuestro proyecto”, algo que, sostiene, seguirán defendiendo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído