José Manuel Medina, Joaquín Rodríguez y Alex Schmid inauguran en Jerez su fábrica de cerveza, que da empleo a doce personas y que pretende producir medio millón de litros en su primer año.

El 19 de marzo de 1812, día de San José, toda Cádiz se echaba a la calle por la proclamación de la primera Constitución Española. El grito de “¡Viva la Pepa!” se hizo célebre entonces y ahora, más de 200 años después, tres amigos, tres enamorados de la cerveza, proclaman de nuevo esta frase en el Parque Empresarial de Jerez.

José Manuel Medina, Joaquín Rodríguez y Alex Schmid acaban de inaugurar su planta cervecera en Jerez, pero llevan más de un año detrás de un sueño: crear una cerveza natural que siga la ley de pureza alemana (agua, malta, lúpulo y levadura). Para ello, los dos primeros confiaron en Alex, un bávaro que aprendió todos los secretos de la cerveza en la prestigiosa universidad alemana de Weihenstephan. “Hablamos de una cerveza para todo el mundo, muy suave, que no satura, con no mucho amargor ni alcohol y muy digestiva”, señala Joaquín Rodríguez, ingeniero madrileño con “amor por la calidad y pasión por la excelencia que, puestos a hacer algo, o se hace bien o no se hace”.

El arcense José Manuel Medina, “un animal de calle”, lleva 15 años ligado a la hostelería y ahora es el encargado de comercializar un producto que sabe que es diferente. Tanto él como sus compañeros huyen del término “artesanal” con el que están naciendo muchas cervezas, ya que, afirman, muchos lo ven como un producto “hecho en una bañera y removido con un palo”. “La Pepa es natural, una cerveza que sabe verdaderamente a cerveza y que es superior a las que fabrican las grandes empresas de forma industrial. En la elaboración de sus cervezas destacan que no hay aditivos ni productos químicos artificiales como antioxidantes, estabilizantes de espuma, enzimas artificiales o agentes clarificadores.Aunque acaban de inaugurar su fábrica en Jerez, La Pepa lleva ya un año fabricándose en otras instalaciones más modestas, a la par que comercializándose en diferentes bares y cervecerías de la provincia, por lo que no es una desconocida para muchos. Eso sí, su nueva planta les permite ahora una producción de 3.000 litros diaria, aunque el objetivo que se marcan por el momento es el de producir medio millón de litros al año.

Pero, ¿por qué La Pepa? “Hemos querido unir dos caminos, el de la primera Constitución, algo puro y bueno para España, y el papel de Cádiz y su gente”, señala Joaquín, que añade que el caballo de su etiqueta es un guiño a Jerez y otro símbolo de “pureza y libertad”.

Los empresarios, que han creado doce puestos de trabajo, señalan que de los pocos hándicaps que existen en Cádiz es el relativo a la cultura cervecera. “Está todo por hacer en este sentido”. Por eso, invitan a todos los amantes de la cerveza, o a aquellos que quieran iniciarse en su mundo, a visitar sus instalaciones, en el Parque Empresarial de Jerez. “Qué mejor sitio que nuestra fábrica para saborear mejor una Pepa”.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído