img_20150817_114802.jpg
img_20150817_114802.jpg

El centenario comercio, afincado en la céntrica vía desde 1884, se trasladará a otro local, según anuncian varios carteles en las persianas de la tienda.

La calle Larga se queda sin uno de sus emblemas y a la par, su comercio más antiguo. La joyería Piaget y Nadal, abierta de manera ininterrumpida desde 1884, no ha abierto hoy sus puertas desde que cerrara el pasado viernes. "Cerrado por traslado", puede leerse en un par de carteles colocados en las persianas del negocio tanto en calle Larga como en Gravina. 

Si bien este medio ha intentado ponerse en contacto, sin éxito, tanto con Aurelia Romero como con Joaquín Bilbao, gerente del negocio y máximo accionista del mismo, respectivamente, para conocer cuáles han sido las razones concretas de esta medida, la crisis, una vez más, parece que ha sido el detonante de este cierre. A nadie escapa que negocios de este tipo son los primeros que se ven afectados en tiempos de vacas flacas, algo que aún más pesaría en Piaget y Nadal, enfocado en gran medida a un público de clase media-alta (de hecho era de las pocas que en Jerez trabaja con la prestigiosa casa relojera Rolex).

Fundada en 1884 por Henrí-Auguste Piaget, quien abandonó su Suiza natal para asentarse en Jerez como consecuencia de la fuerte crisis de la industria relojera en su país, sería su hijo Roberto quién le seguiría en el negocio y se asociaría con José Nadal Peramo. Tras su fallecimiento, su hijo José Nadal Gálvez gestionaría el negocio hasta 2002, cuando la sucedió Susana Lorente Piaget. Actualmente, Aurelia Romero era la gerente del establecimiento.

Se desconoce, de momento, cuál será la nueva ubicación de la joyería, en qué fechas abrirá y si sus cuatro empleados seguirán o no trabajando en la nueva tienda.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído