La compañía gaditana M&M pretende ampliar su plantilla y superar los 20 millones de negocio

captura_de_pantalla_2017-10-19_a_las_17.27.10.png
captura_de_pantalla_2017-10-19_a_las_17.27.10.png

Domingo Ureña, máximo accionista de la empresa aeronáutica que ya da empleo a 200 personas, pretende terminar el proceso de estabilización y ejecutar su hoja de ruta.

La empresa gaditana M&M (Mecanizados y Montajes Aeronáuticos) pretende convertirse en uno de los mayores proveedores aeronáuticos andaluces. Domingo Ureña, máximo accionista, ha trazado la hoja de ruta en la que se prevé que doblar el volumen de negocio en un plazo de tres años, llegando así a los 20 millones de euros anuales en ventas, muy por encima de los 11,5 de este último ejercicio. Para lograrlo, uno de los objetivos es afianzar y ampliar su plantilla, que cuenta actualmente con unos 200 trabajadores. El expresidente de Airbus Military se muestra optimista al señalar que “M&M realiza piezas para el Boeing 737 Max y el A320 NEO, los programas con mejores perspectivas para los próximos años”, aunque continúa la búsqueda de nuevos clientes fuera de España. Actualmente se compone de una clientela formada por Airbus, Alestis, Aciturri, Aemnova, la portuguesa Ogma y la francesa Mecachrome.

Ureña tomó las riendas de la empresa a finales de año tras inyectar más de un millón y medio cuando la compañía del espereño Juan Ferreras se encontraba al borde del concurso de acreedores. Ahora, sopesa vender los derechos de cobro de Alestis (575.000 euros), así como rehipotecar determinados activos inmobiliarios. Además, se encuentra inmerso en lograr avales de la Junta de Andalucía, que pretende cubrir esta necesidad y proteger la industria aeronáutica en la región.

Con una deuda que ronda los 11 millones de euros, el máximo accionista de la compañía reconoce que ha tenido un apoyo firme de la Administración estatal tras “negociar los compromisos de pago con Hacienda, Seguridad Social y el Ministerio de Industria”, logrando que sean a largo plazo. Pero cumplir con la hoja de ruta establecida supone reformar la empresa y colocarla en la vanguardia tecnológica. “No hemos generado nueva deuda desde 2015 y nuestra facturación ha aumentado un 12%” declara Ureña, que está invirtiendo en mejorar el sistema de gestión de la compañía tras un crédito recibido del Ministerio de Industria, algo necesario “para hacer frente al incremento previsto de pedidos”. Asimismo, está adquiriendo nuevas herramientas y máquinas “para atender paquetes de trabajo más complejos y con mayor valor añadido”.

Pese a nacer como un pequeño taller que diera servicio a Airbus en El Puerto de Santa María, M&M ha logrado en una década hacerse un nombre en el sector aeronáutico, estableciendo una factoría especializada en la producción de perfiles complejos, chapistería y recanteado con tres centros en la provincia.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído