El taxista Daniel Pina se convierte en el pionero de España en equipar su vehículo con un desfibrilador. Junto a él, en 2017 otros 19 taxis estarán cardio protegidos en Jerez.

Ramón, de 60 años, lleva una mañana ajetreada. Desde que se levantó a las 7 no ha parado en todo el día. Ha realizado un esfuerzo físico importante y como ya se siente cansado, toma un taxi en la avenida Lola Flores para que lo lleve a casa, en San Joaquín. Minutos antes había notado un leve dolor en el pecho, que supuso que sería por el cansancio acumulado, pero ya en el vehículo el dolor se agudiza hasta el extremo. Acaba de sufrir una parada cardiaca. Para su fortuna, su vehículo esta cardioprotegido. El taxista, rápidamente, saca un desfibrilador semiautomático y le practica unas técnicas de reanimación que le salvan la vida, al tiempo que llega una ambulancia que se encargará de trasladar a Ramón al hospital.

La historia es ficticia, pero podría pasar. Solo en España, cada 20 minutos, se produce una parada cardíaca, motivo por el que mueren en nuestro país cuatro veces más personas que las implicadas en accidentes de tráfico. Estos datos hicieron meditar a Juan Luis Sierra, técnico en emergencia sanitaria e instructor de soporte vital básico. Desde hace años dirige la empresa jerezana A. S. M. Vidas, que trabaja por implantar en aquellos lugares donde se concentran un gran número de personas un elemento fundamental como un desfibrilador, que ayudaría a salvar gran número de vidas.

De esta manera pensó en los taxis, vehículos que están largas horas circulando por la ciudad, tomando o no clientes, y consideró que se podrían convertir en un gran servicio para los ciudadanos y en un aliado para Policía y Bomberos, que podrían acceder con facilidad a ellos en caso de tener cerca un taxi cardio protegido. La idea, trasladada al colectivo de taxistas, ha tenido aceptación, y de momento ya se ha acordado que 20 de ellos dispongan de un desfibrilador en los primeros meses de 2017.

Daniel Pina se ha convertido en el primero en estar equipado con uno de estos aparatos. Taxista desde hace cuatro años, ha recibido un curso de soporte vital básico y de uso del desfibrilador. “Cuando me lo propusieron ni me lo pensé. Es algo bueno para la ciudad y a los clientes les está gustando la idea”, señala el profesional. Su vehículo, pionero en España, cuenta con dos pequeñas pantallas led, en la parte trasera de los asientos del piloto y copiloto, en el que se proyecta un tutorial en el que se explica cómo realizar las maniobras de reanimación y el uso del desfibrilador. De esta manera, señala Juan Luis Sierra, “sensibilizamos a la ciudadanía de la importancia de saber actuar en estas situaciones”. Junto a los taxis, se pondrá también en marcha una aplicación, en principio solo para dispositivos Android, que permitirá localizar las paradas de 'cardiotaxis', así como el video tutorial.Sierra lamenta que todavía las administraciones y muchas empresas privadas no se hayan concienciado de la importancia disponer de un desfibrilador y de formar a sus empleados en técnicas de reanimación. De hecho, la Junta de Andalucía, por ejemplo, no instala estos aparatos en sus centros escolares y muchos gimnasios, lugares donde casi deberían ser obligatorios, tampoco cuentan con ellos. Afortunadamente, otros colectivos sí han dado el paso, caso de algunos clubes de fútbol base de Jerez y de la Bahía, que ya cuentan con sus servicios para garantizar la seguridad de los niños y evitar casos como el tristemente famoso del jugador del Sevilla Antonio Puerta.

Juan Luis explica que el proyecto también lo ha presentado al Ayuntamiento para que los autobuses urbanos también estén cardio protegidos. El objetivo sería dotar de este equipamiento a 55 autobuses de las 18 líneas que operan en Jerez, a los que se les instalaría de igual modo unas pantallas led en cada vehículo donde, al igual que en los taxis, se explicaría a través de tutoriales el funcionamiento del aparato y de las maniobras de reanimación. El gerente de A.S.M. Vidas explica que el Ayuntamiento no tendría que desembolsar ningún dinero en desfibriladores ni en leds, ya que la empresa se encargaría de financiarlos a través de patrocinadores que se anunciarían en las pantallas. De salir adelante el proyecto, un siguiente paso sería dotar de desfibriladores también a Policía, Bomberos y Protección Civil. “El objetivo es concienciar a la gente de que aprender las maniobras de reanimación y saber usar un desfibrilador en los primeros minutos de una parada aumentan las posibilidades de que una persona sobreviva”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído