img_2426_copia
img_2426_copia

El pleno aprueba las ordenanzas fiscales para 2016 con la congelación de los tributos locales, muy por encima en muchos casos de lo que abonan otros contribuyentes de las capitales de la comunidad autonómica.

La presión fiscal que soportan los jerezanos está entre las más altas de las grandes ciudades andaluzas. El recorrido de los tributos locales no ha dejado de crecer en la última década a pesar de la irrupción de la crisis generalizada desde 2008 y a pesar de que el municipio es uno de los sufre una de las mayores tasas de paro de todo el país. El último pleno del año ha aprobado definitivamente este miércoles las ordenanzas fiscales para 2016, un proyecto de tasas e impuestos continuista que entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero. A la vista del último informe anual de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), publicado recientemente, Jerez cuenta con impuestos y tasas por encima de la media andaluza aunque a un nivel más bajo que muchos otros municipios en la provincia española más castigada por el paro. Toda una paradoja.

El gobierno local mantendrá las bonificaciones de los últimos años para personas con escasos o nulos recursos e incluso el recibo de agua y alcantarillado se rebaja un 0,9% (actualización al IPC), pero en conjunto los contribuyentes en Jerez paga mucho, en término medio, por algunas tasas o impuestos que los vecinos de incluso grandes capitales como Sevilla o Málaga. Sangrante es por ejemplo la tasa que ha de abonarse por abrir un negocio. La tasa por inicio o apertura de establecimiento se cifra en Jerez en el informe de la CEC en una media de 816,88 euros, siendo la segunda más cara de la comunidad por delante de Sevilla (618 euros), Málaga (545,38 euros) y Granada (510,3 euros).

En el caso de la tasa de basura que pagan los negocios hosteleros, Jerez ocupa el primer puesto entre los grandes municipios andaluces. El informe de los empresarios la sitúa en una media de 796,72 euros, la segunda además en el ranking provincial por detrás de Algeciras (954,32 euros). Llama la atención que en la capital andaluza esté cifrada de media esta tasa en 400 euros, casi la mitad que lo que paga un hostelero jerezano con un local de restauración estandar: 2 tenedores, con 5 empleados, en calle de primera categoría, cuya superficie es de 100 metros y cuenta con una capacidad aproximada de 50 plazas.Si abrir un negocio no es nada barato en Jerez, mantenerlo no lo es menos. Solo por la tasa de recogida de basura de un local comercial con 3 empleados, situado en calle de primera categoría y con una superficie de 100 metros el empresario local paga la segunda mayor tasa de Andalucía: una media de 398,43 euros. A nivel provincial, los portuenses son quienes más abonan por este tributo, 434,32 euros, mientras que en la región andaluza solo supera a Jerez la capital de La Alhambra. En Granada un comercio de estas características paga al año unos 30 euros más, 428,16 de media. Eso sí, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que abonan estos negocios en Jerez es algo menos gravoso si se compara con el ranking andaluz. El coeficiente que se aplica en el municipio es de un 2,82% de media, sexto a nivel autonómico y décimo cuarto en el conjunto de las localidades de la provincia. 

La presión fiscal también se nota con fuerza en Jerez en el caso del sellito del coche (impuesto de vehículos de tracción mecánica), en la tasa de vados y en el impuesto que grava a las construcciones, instalaciones y obras (ICIO). En el primer caso los jerezanos pagan una media anual de 178,83 euros, la séptima a nivel provincial y la tercera cuota más alta de las grandes ciudades de la comunidad autonómica, por detrás de Huelva y Granada (179,22 euros en ambos casos). Aquí hay que añadir el impuesto para los camiones, que asciende a una media al año de 295,86 euros, tercer sellito más gravoso de la comunidad y séptimo de la provincia. La tasa de vados, creada por el Ayuntamiento en 2009, se ha rebajado en los últimos siete años, pero aun así los jerezanos pagan por esta placa en las puertas de su domicilio una media de 139,4 euros. Es la tercera más alta de la provincia (Barbate y Sanlúcar) y ocupa idéntico puesto en el ranking de los grandes municipios andaluces tras Almería (333,21 euros) y Málaga (151,3 euros).

Malos tiempos para el ladrillo

Lo del ICIO en Jerez también es desconcertante. Este impuesto que no empezó a abonarse hasta la época dorada del pelotazo se ha seguido manteniendo en estos años a pesar del crack del ladrillo. Es un tributo indirecto que grava la realización en el municipio de cualquier construcción, instalación u obra para la que se exija obtención de la licencia de obras o urbanística, se haya obtenido o no dicha licencia. La cuota de este impuesto resulta de aplicar a la base imponible el tipo de gravamen, que en el caso de Jerez es de un 3,2% (el máximo legal es un 4%). A nivel andaluz, solo en Jaén, que aplica un 3%, es más barato. Vinculado al ICIO también están la tasa por licencia urbanística, que en su día alcanzó niveles muy elevados en el municipio pero que con la crisis se ha ido rebajando hasta abonarse en este año una media de 186,31 euros, tercera más alta de la región y décimo tercera a nivel provincial. 

El 'catastrazo' que no cesa

La ponencia de valores catastrales de Jerez, que entró en vigor en 2008 y que no ha sido alterada pese a las revisiones posteriores, es conocida por los contribuyentes locales como el catastrazo. Por el contrario, el Impuesto de Bienes Inmuebles, que se calcula a partir de esta ponencia, no es tan elevado como pudiera pensarse. O no tanto, si se compara con otras grandes ciudades andaluzas (quinto más gravoso) o incluso de la provincia (puesto 17 en el ranking). En el informe, la CEC analiza el IBI urbano aplicando el tipo de gravamen sobre la base liquidable media por unidad urbana. El tipo en Jerez se sitúa en 0,71% y la cuota media de un inmueble en la ciudad asciende a 388,58 euros al año. Similar es el caso del IBI rústico, con un tipo del 0,772%, el cuarto más alto de las grandes urbes andaluzas pero el 28 entre los 43 municipios restantes de la provincia.

Alegaciones rechazadas

Durante el pleno ordinario de diciembre, el gobierno local ha rechazado las alegaciones presentadas por parte de la asociación de familias numerosas de Cádiz, Asfanuca, a tres ordenanzas fiscales, la del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica y las tasas reguladoras de alcantarillado y depuración y por abastecimiento de agua. Como ha explicado el teniente de alcaldesa de Economía y Hacienda, Santiago Galván, dichas alegaciones no se ajustan a la legislación vigente, en concreto, a lo establecido en el Real Decreto 17/2014 de 26 de diciembre.

Sobre el autor:

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Antes en Grupo Joly. Soy miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Primer premio de la XXIV edición del 'Premio de Periodismo Luis Portero', que organiza la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Accésit del Premio de Periodismo Social Antonio Ortega. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído