El Hospital de Puerto Real en una imagen de archivo.
El Hospital de Puerto Real en una imagen de archivo.

La Policía sospecha que la víctima, vecino de Puerto Real y al parecer con problemas mentales, mantuvo relaciones con su mascota.

Un hombre, de unos 50 años, permanece ingresado bajo sedación en el hospital de Puerto Real tras sufrir la amputación de sus genitales, al parecer, tras un fuerte bocado de su perro. Según informa cadizdirecto.com, esta persona padece trastornos psíquicos y es usuario de los servicios sociales del Ayuntamiento de Puerto Real.

Los hechos ocurrieron hace unos días, cuando fue hallado por un trabajador social, herido y con sus genitales arrancados. En el lugar de los hechos se encontró a su perro, con sangre en el hocico, pero no se encontraron ni el pene ni los testículos, por lo que se sospecha que se los podría haber comido.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y baraja varias hipótesis. La que cobra más fuerza es que el hombre practicó relaciones sexuales con su mascota y que ésta le mordiera, si bien no se descarta que, debido a su estado mental, el propio hombre se cortara los genitales.

El hecho de que el perro lamiera la zona afectada al hombre parece que fue determinante para que llegara con vida al hospital de Puerto Real, donde se encuentra ingresado y con sedación.

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído