Entrevista Francisco Reinoso.jpg
Entrevista Francisco Reinoso.jpg

“No sé por qué queréis hablar conmigo, yo ahora soy Paco el de Anita la del pan”, comenta Francisco Reinoso (Jerez, 1946), nada más comenzar la entrevista, asombrado porque este medio contactara con él. El que fuera Defensor de la Ciudadanía hasta el año pasado derrocha simpatía y naturalidad y no se muerde la lengua a la hora de hablar de temas de candente actualidad como los recientes cortes de agua en la ciudad o sobre cómo fue su marcha, ahora que ha pasado más de medio año desde que entregara las llaves de la Oficina del Defensor a los grupos de la oposición (el representante del Gobierno, Javier Durá, llegó tarde a la cita).

Tras el cambio en la ordenanza de Participación Ciudadana y la adaptación de Jerez a la Ley de Grandes Ciudades desapareció la figura del Defensor de la Ciudadanía, y “sospecho que no va a volver a haber un nuevo Defensor”. “El nuevo reglamento –añade– conlleva que la alcaldesa es la Defensora y puede delegar esta función en cualquier miembro del Pleno, no como antes, que había que conseguir los votos de dos tercios para nombrarlo. Ahí sí había una garantía de continuidad y de independencia”. Reinoso defiende su labor y la de los trabajadores de su Oficina. “Nosotros tirábamos bocados para un tema y no lo dejábamos hasta que no se resolvía, a favor o en contra, pero tenían que respondernos con argumentos jurídicos”. El que fuera Defensor asegura que ahora “el Ayuntamiento de Jerez no tiene transparencia, no tiene quien le observe desde dentro”.

Cuando se aplicó el ERE municipal se incluyeron en la lista a tres de los cuatro trabajadores de la Oficina del Defensor, argumentando que eran “incompetentes, no eficaces, no eficientes, sin formación… cosa que es mentira, porque estaban altamente cualificados”. Para el ex Defensor, “estas etiquetas suponen que ya no te contrate nadie, porque hacen ver que no vales para nada. Esa es la pena de muerte para un trabajador”. Reinoso “sospecha” que los miembros de su Oficina fueron despedidos “por política”, ya que “éramos rebeldes, hacíamos preguntas, investigábamos…”

En cuanto al resto de afectados por el ERE, afirma que “hay un bulo en Jerez de que todos entraron por enchufe y eso no es cierto… claro que habrá entrado gente por enchufe, pero ahí había trabajadores con muchos años de antigüedad, con preparación, la sospecha es que se ha elegido políticamente”.

“Aqualia le ha metido un gol al Ayuntamiento”

“La ONU reconoce el derecho humano al agua y al saneamiento, por lo tanto los gobiernos tienen que asegurar que lo tenga todo el mundo”, asegura Reinoso. “Es cierto que el Ayuntamiento ayuda a los vecinos que acuden a Bienestar Social porque no pueden pagarla, pero si el agua es un derecho, ¿cómo dejas ese derecho en manos de Aqualia? Es una empresa privada que lo que viene es a coger dinero, algo que es totalmente lógico. No digo que sea una ONG, pero ahora mismo este derecho depende de que le vaya bien a Aqualia”. El ex Defensor considera que “ése es un gol que le han metido al Ayuntamiento sin darse cuenta, porque lo de hacer una comisión entre Aqualia y Bienestar Social para estudiar los casos de familias con problemas económicos tendría que haberse hecho desde el principio. Ahí fueron ingenuos… o no”.

“¿Qué van a hacer con la Ciudad del Flamenco?”

Por su afición al flamenco, Reinoso no pudo evitar hablar de la Ciudad del Flamenco durante la entrevista. “¿Qué van a hacer con la Ciudad del Flamenco? Es una fuente de ingresos, por lo que este proyecto se podría hacer de otra manera que no costara tanto, pero hacerlo, porque sería una inversión, no un gasto”.

El ex Defensor tiene su propia teoría al respecto: “La sospecha es que Sevilla tiene la Bienal, Simof, la Feria del Flamenco… y el alcalde también es del PP y se están repartiendo el pastel. Tampoco me parecería mal, pero si fueran transparentes”. Reinoso añade que “Jerez tiene mucha mano de obra flamenca: Terremoto tiene que ir a Sevilla, Juanillorro se va al extranjero… esa materia prima debería aprovecharse mucho más”. También manda un recado a García-Pelayo: “ya que la alcaldesa es senadora podría pedir al ministro de Cultura (José Ignacio Wert) que se invirtiera algo para sacar esto adelante”.

La República de Cuartillos

En la actualidad, Reinoso disfruta de su jubilación en su Cuartillos natal o en la República de Cuartillos, como a él le gusta llamarla (incluso tiene un blog con ese nombre en El País). “Nada más levantarme leo todos los periódicos que tengo a mi alcance. Visito la web de Le Monde, la de El Tiempo de Bogotá, El Espectador de Bogotá, porque me interesa Latinoamérica”, asegura. También tiene una huerta donde planta sus hortalizas, escribe semanalmente en Diario de Jerez y se ha ofrecido a Cáritas y a Izquierda Abierta, “para ayudar en lo que pueda”.

Un hombre sencillo y cariñoso al que todavía paran por la calle para agradecerle su labor durante el tiempo que estuvo como Defensor. “Conmigo fuiste efectivo, las cosas como son, por eso te lo agradezco”, le comentaba un hombre días atrás en plena calle Larga.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído