Ere-Cristalería-Martín-04-300x200
Ere-Cristalería-Martín-04-300x200

Los trabajadores despedidos por Cristalería Martín no aguantan más. La empresa, que cuenta con casi 60 años de historia, ejecutó el pasado 11 de octubre un ERE que acabó con seis empleados en la calle, que le reclaman al dueño del negocio más de tres meses de sueldo y sus indemnizaciones por despido, que según los exempleados, se niega a pagarles. La situación no es nueva. Desde hace dos años reciben sus salarios, que raramente superan los 1.000 euros mensuales, con retrasos o a cuentagotas. Entre 100 y 150 euros por semana han cobrado en algunas ocasiones. "Una limosna", se lamentan algunos de los despedidos.En el momento en que dejaron de pertenecer a la empresa, esta les adeudaba tres meses y medio de sueldo (unos 4.000 euros aproximadamente) y ahora mismo se han quedado "sin nada". Por eso se van a concentrar todos los días frente a su antiguo lugar de trabajo, en el Parque Empresarial, para reclamar "ni más ni menos que lo que es nuestro". Ya han interpuesto denuncia para reclamar las cantidades que se les adeudan y por despido improcedente. "El viernes pasado tuvimos una reunión y nos dijo que como lo habíamos denunciado ya no nos pagaba lo que nos debía", cuenta uno de los extrabajadores.

Fruto de esta situación y de los continuados impagos que vienen sufriendo, muchos exempleados han tenido que vender posesiones para poder sobrevivir. Máximo tuvo que vender su coche, Manuel su moto y Rafael una caravana que tenía y que usaba más que nada en vacaciones. "El mes que nos quitó la gratificación se fue a ver un partido de Champions League a Alemania", asegura uno de ellos, que lamenta su situación mientras el dueño de la empresa "tiene posesiones con las que podría pagarnos y no quiere vender nada". "No tiene interés en pagar", apuntan. En la actualidad quedan en la empresa en torno a una docena de trabajadores.

Además de los seis que fueron incluidos en el ERE realizado a principios de mes, otros seis forman parte de un ERTE, que en cuanto finalice terminará con el despido definitivo de estos trabajadores. El dueño del negocio, Manuel Martín, atendió a este medio en su despacho, aunque no quiso dar muchas pistas sobre el recorte de plantilla llevado a cabo en su empresa. Martín asegura que la caída de la facturación en los últimos meses ha provocado el cese de estos trabajadores, ya que de no ser así "no me lo habrían aceptado".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído